fbpx

Alimentación en el embarazo: qué y cómo comer antes, durante y después del embarazo

El embarazo es un proceso biológico complejo que, como ya te habrás imaginado, produce un montón de cambios en el cuerpo de la mujer.

Estos cambios van acompañados de nuevas exigencias a nivel nutricional, por lo que es elemental aprender unas cuantas cositas importantes sobre alimentación en el embarazo. ¡Vamos allá!  

Mitos sobre la alimentación en el embarazo: que no te engañen

Lo primero que tenemos que aprender sobre alimentación en el embarazo es a dejar atrás los viejos mitos. Sí, algunas veces los remedios y ungüentos tienen una base científica, pero otras ideas son solo un lastre muy arraigado.  

❌ Los antojos son excusas para comer cosas poco sanas

Bueno, puede ser, si te inventas antojos para poder comerte un helado. Pero si los sientes de verdad, es probable que respondan a una necesidad específica de tu organismo.

Si tu cuerpo te pide dulce, es posible que tengas bajos los niveles de azúcar. Si tienes la tensión baja, puede que te apetezcan un montón de patatas fritas.

Tiene sentido, ¿verdad? ¡Alerta mito! No hay ningún estudio que confirme que un antojo no satisfecho provocará una marca en el cuerpo del recién nacido.  

❌ Al bebé solo le llega aquello que necesita

Otra creencia popular sobre la alimentación en el embarazo que no es nada científica. Lo cierto es que al bebé le va a llegar parte de todo lo que tú comas, sea bueno o malo.

El bebé no tiene un filtro inteligente en el cordón umbilical, esto es así. Por eso, hay ciertos alimentos que debes eliminar de tu dieta porque no le favorecerán La buena noticia es que, normalmente, lo que al bebé le sienta mal a ti tampoco te conviene.

Algunos ejemplos son la cafeína, las bebidas con gas, las grasas saturadas, los embutidos sin cocinar, la carne poco hecha y, por supuesto, el alcohol.  

❌ Durante el embarazo, hay que comer por dos

¿Cuántas veces has oído esta frase? Pues, alerta mito, porque no es tan así. Lo que sí es verdad es que la alimentación en el embarazo es el doble de importante.

Antes, durante y después del embarazo, tu dieta debe adaptarse a las nuevas necesidades nutricionales que la gestación implica. Pero esto no significa, ni de lejos, que puedas duplicar el aporte calórico o comer raciones el doble de grandes.  

Consejos prácticos para una óptima alimentación en el embarazo

Una vez desmentidos los mitos populares, vamos a entrar en materia: qué es lo que tienes que hacer si quieres sentirte genial durante tu embarazo.  

¿Cuánto peso debo ganar durante el embarazo?

El peso en el embarazo preocupa a muchas mujeres tanto antes como durante y después de la gestación, ¡y es natural! Durante el embarazo, es normal engordar entre 9 y 12 kilos, pero recuerda que este tipo de cifras son siempre orientativas y dependen de cada caso.

Es muy importante que la mamá tenga un peso saludable antes de quedarse embarazada, puesto que el sobrepeso y el infrapeso influyen en la fertilidad y pueden complicar el embarazo.  

¿Debo hacer ejercicio durante el embarazo?

¡Claro! No dejes atrás tus hábitos saludables. Durante el embarazo, lo más recomendable es hacer ejercicio de tipo aeróbico y con una intensidad baja o moderada.

Esto se traduce en ejercicios que te permitan mantener una conversación mientras los practicas: caminar a buen ritmo, nadar durante un ratito, ver una peli subida en la bici estática… Ya sabes: sin prisa pero sin pausa.

Tips de alimentación antes del embarazo

¡Ojo! Los cuidados no tienen que empezar cuando te enteras de que estás embarazada, sino que es importante empezar unos hábitos saludables específicos antes de la concepción.

¿Cómo? Lo esencial en la preconcepción es conseguir un estado nutricional óptimo, especialmente en vitaminas como la D, la B12, el ácido fólico y el hierro.

Unos meses antes del embarazo, es recomendable empezar a tomar un suplemento alimenticio que esté especialmente diseñado para esta fase.  

Banner caja Concevit.

Si tienes sobrepeso, no dejes que te engañen con dietas milagrosas bajas en calorías. Por supuesto que es importante que mantengas un peso saludable, ya que el embarazo será más saludable y tranquilo tanto para ti como para el bebé.

Pero además de mantener un peso adecuado, es muy importante tener los niveles nutricionales en su punto. Por eso ese tipo de dietas en las que se eliminan las grasas o los hidratos de carbono no te van a ayudar a conseguir un embarazo sano.

Lo que sí debes hacer es una dieta variada, sana y equilibrada, en las cantidades adecuadas y combinada con ejercicio frecuente.

Durante el embarazo, ¿qué tengo que comer?

No nos vamos a cansar de repetirlo: una dieta equilibrada y variada es la base de un embarazo saludable.

Una dieta equilibrada para cualquier persona es aquella que se compone de un 30 a 35% de grasas, 50 a 55% de hidratos de carbono y 15 a 20% de proteínas. Y durante la gestación, aumentan las necesidades calóricas y la demanda de vitaminas y minerales como el ácido fólico, el hierro, el yodo o el zinc, entre otros.

Por eso, en esta fase también es recomendable un suplemento alimenticio natural, ¡y que no te pille el toro!  

¿Y después del parto?

La lactancia es una fase que implica un alto gasto energético. Por eso, muchas mamás pierden unos kilos mientras amamantan a su bebé. Una buena alimentación después del parto es aquella que permite una producción correcta y sana de leche.

Lo más destacable de la alimentación en la lactancia es el aumento de demanda de calorías. Una dieta variada y equilibrada producirá una leche saludable y completa para tu bebé.

Dato curioso: Lo que la mamá coma puede cambiar el sabor de la leche, así que es posible que a tu bebé no le guste tu dieta. Por ejemplo, parece ser que hay muchos bebés a los que no les gusta el sabor de la leche si su mamá ha comido cebolla o espárragos,

¿qué te parece?   Durante el embarazo, igual que a lo largo de toda tu vida, lo importante es comer alimentos sanos y frescos, de temporada, y alejarte de los productos cargados de grasas saturadas y azúcares añadidos.

Los estudios aseguran que la dieta mediterránea es muy recomendable para las mujeres embarazadas 😉 Así que, ¡manos a la obra!

Y si quieres saber más sobre la alimentación en el embarazo, te invitamos a que le eches un vistazo a esta fantástica guía elaborada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, ¡es súper completa!  

Complementa tu alimentación con Concevit

Antes, durante y después del embarazo, es recomendable complementar tu dieta con un suplemento alimenticio que te aporte ese extra de vitaminas y nutrientes que tu organismo necesita.

La gestación y la lactancia son etapas de altas necesidades nutricionales, como es natural.

Concevit® es el complemento alimenticio que contiene folato activo y hierro microencapsulado. La fórmula de Concevit® ha sido diseñada para satisfacer las necesidades nutricionales de la mujer desde el momento en que empieza a planificar un embarazo.

Si quieres saber más o tienes alguna duda, déjanosla un poco más abajo en comentarios👇. ¡Estaremos encantados de charlar contigo!😀 Te animamos también a seguirnos en nuestras redes sociales Facebook e Intagram. ¡Te esperamos!

¿Te ha resultado interesante?

Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

  • Otros artículos
Equipo de redacción de Laboratorios Niam

Somos un laboratorio fundado en 2014 con el objetivo de contribuir al bienestar de las personas a través de productos 100% naturales de alta calidad y avalados por miles de clientes.

Nuestro equipo de profesionales altamente capacitado posee una amplia experiencia en la creación y distribución de productos que mejoran el día a día de miles de personas de manera natural.

Más info sobre: Laboratorios Niam
Youtube: Laboratorios Niam

¿Cómo comprar Concevit®?

Online 983 34 44 55

cruz farmaciaCódigo Nacional: 194442.9

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

nuestras redes sociales

Concevit®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *