fbpx
Compártelo

Cuando hablamos de la regla de los tres pasos para cuidar la piel madura, nos referimos de una rutina que debes llevar a cabo todos los días por la mañana y por la noche. Tradicionalmente la han utilizado las mujeres, pero cada vez más hombres que se preocupan por su aspecto la aplican para cuidar su piel y evitar el envejecimiento.

Es posible que ya la conozcas, ya que muchísimas mujeres llevan décadas utilizándola. En la actualidad, se ha perfeccionado gracias a la alta calidad de muchos de los cosméticos actuales y a la aparición de nuevos productos como los sérums.

 

La regla de los 3 pasos para cuidar la piel madura

La regla de los tres pasos tiene como objetivo cuidar la piel madura para prevenir la aparición de acné, arrugas, manchas y flacidez. Ayuda así a mantener un cutis sano a lo largo del tiempo especialmente en las pieles maduras que necesitan un aporte extra de nutrición.

Si se lleva a cabo a lo largo del tiempo y las diferentes edades de una persona, es preciso ir cambiando el tipo de productos para adaptarlos a las necesidades de la piel según la edad.

La regla de los tres pasos es sencillísima: limpieza, tonificación e hidratación/nutrición. Cada día por la mañana y por la noche debes seguir estos tres pasos. No hay una edad concreta para comenzar, aunque a partir de los 35 años la constancia es muy importante, ya que la piel empieza a sufrir las primeras consecuencias de la edad.

Estos tres pasos se aplican te hayas maquillado o no. Muchas veces aunque pienses que tu piel está limpia, se acumulan restos que seguro que no quieres que te acompañen en tu actividad diaria.

Este método es la forma continua de mantener el equilibrio y la salud natural de la piel de rostro y cuello. Te explicamos cómo aplicar específicamente cada uno de ellos.

 

Consejos insomnio Animafort MULTI

La limpieza: aprovecha para hidratar

En este primer paso para cuidar la piel madura, buscamos dejar la piel libre de las impurezas diarias, eliminando de manera superficial células muertas, contaminación, polvo y demás suciedad. La limpieza es también una buena oportunidad para hidratar tu piel además de limpiarla.

A partir de los 40 años la piel pierde agua y por tanto elasticidad, lo cual afina la dermis y provoca arruguitas alrededor de la boca y ojos. Por tanto, es preferible que elijas un limpiador en crema o loción antes que uno con jabón, ya que estos tienden a resecar un poco la piel. Procura no arrastrar con fuerza, sino dar un suave masaje sobre la piel.

Si eliges un agua micelar, te recomendamos que después de su uso te laves con agua y te seques a toquecitos suaves. Las aguas micelares limpian muy bien, pero llevan detergentes que resecan la piel y por ello es necesario lavarla después de su uso.

cuidar la piel madura

La tonificación: refresca y prepara tu cutis para la nutrición

En este segundo paso vas normalizar el PH, refrescar y aliviar el cutis tras la limpieza. Elige un producto natural y asegúrate de que no irrita ni reseca. Evita aquellos que incluyan en su formulación alcohol, perfumes o aceites minerales.

Por ello, si no encuentras un producto 100% natural que te convenza, tú misma puedes hacerlo en casa. Para la pieles maduras va muy bien mezclar 100 ml. de agua destilada con 10 ml. de aceite esencial de rosa mosqueta. Nutre y refresca a partes iguales y así te aseguras de no echar en tu piel ningún elemento tóxico que no necesite.

Otros tónicos caseros para cuidar la piel madura pueden ser agua con infusión de manzanilla o pétalos de rosas hervidos en agua destilada. Una vez que los tengas en un bote que te resulte cómodo, mételo en la nevera para mantenerlos frescos. Al aplicarlos sobre la piel favorecerás la circulación de la sangre en tu rostro y será aún más tonificante.

La hidratación: para un aspecto saludable de tu piel

En este tercer paso deberías aprovechar para proporcionar a tu piel los nutrientes que le ayudan a mostrarse sana y fresca. Aunque la crema nutritiva es el elemento imprescindible, hay otros productos puedes utilizar para nutrir tu cutis y aportarle un plus de nutrición:

  • Sérum: es un producto cosmético más líquido y con una concentración en nutrientes es más alta que las cremas. Tiene una rápida absorción y la virtud de penetrar en las capas más profundas de la piel. No es necesario utilizarlo todos los días, sólo cuando consideres que tu piel necesita un aporte extra de tratamiento.
  • Contorno de ojos: la piel de esta zona es especialmente fina, por lo que requiere cuidados concretos. Un contorno de ojos sobre el hueso (y no sobre las ojeras directamente) te ayuda a hidratar y prevenir arrugitas.
  • Crema nutritiva: elige cremas de tratamiento específico para pieles maduras y a ser posible, que tampoco tengan ingredientes que resequen tu piel.

Ahora es preciso contraatacar con nutrientes potentes y de calidad que aporten justo lo que tu dermis necesita. Busca cremas ricas en vitaminas A, C y E. También aquellas que tengan ácido hialurónico, retinoides o ácido salicílico.

Nutrir y cuidar la piel madura con criterio

Aunque no te hayas maquillado, es importante hacer la limpieza, tonificación e hidratación diariamente para mantener tu piel libre de impurezas.

Elegir tu crema facial es más sencillo de lo que parece: detecta qué necesidades tiene tu cutis y busca un producto de tratamiento específico.

Puedes hacer una combinación entre la crema de la mañana y la noche, eligiendo aquellas más frescas para el día. Eso sí, descarta las cremas con textura gel, ya que aunque son muy frescas, probablemente no te proporcionarán la hidratación que necesitas.

Las horas de sueño te ayudan a recargar el agua y los componentes perdidos durante el día. Por ello es bueno que para la noche elijas una crema  de tratamiento más suntuosa, de forma que actúe eficazmente mientras descansas. Puedes probar aquellas que además de las vitaminas A, C y E y el ácido hialurónico, incluyan agentes altamente nutritivos como la manteca de karité.

Por último, te recomendamos que lleves a cabo estos tres pasos un rato largo antes de ir a dormir. De esta forma le das a tu piel tiempo para absorber todos los nutrientes de tu crema y que no se quede en la almohada.

Marca-ClimaFort-insignia

¿Conocías la regla de los 3 pasos para cuidar la piel madura? ¿Tienes algún producto de tratamiento específico que te haya funcionado estupendamente? Cuéntanoslo en Comentarios, como ya sabes, nos encanta saber de ti 🙂

¿Donde puedo encontrar ClimaFort®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
177910.6

También puede interesarte…

Síguenos en Facebook

Compártelo