Compártelo

Ahhh… las vacaciones. Largos días de sol y playa. Viajes, cenas con amigos, paseos en familia, comida deliciosa, nuevas ciudades por conocer, tardes azules al calor del sol, olvidarte de madrugar y acostarte tarde.

Pero cuando se acaban, ¿Qué encuentras? Que estás de nuevo en tu trabajo y todo te da una pereza infinita, sientes apatía, Banner-relajación-mental-animafort-multicansancio, frustración y falta de concentración. ¡Estás peor que antes de irte!

No te preocupes, lo que te ocurre a ti les pasa a la mayoría de las personas a la vuelta de las vacaciones y tiene un nombre: síndrome postvacacional.

Sabemos tan bien como tú que es agotador tener esa sensación de frustración y tristeza cada año al regresar a tu trabajo.

Créenos, aunque nos encanta el trabajo que hacemos en el Blog Animando tu vida, los primeros días tras las vacaciones se nos hacen tan duros como a ti.

Lo bueno es que tenemos el secreto para combatirlo eficazmente: hacer la transición menos radical. Es decir, que la adaptación sea paulatina para que tanto tu cuerpo como tu mente vayan poco a poco acostumbrándose al regreso.

Aunque creas que es complicado, en realidad hay acciones muy sencillas que están en tu mano y que puedes empezar a aplicar ya mismo.

Por eso hoy en el Blog Animando tu vida tenemos una batería de consejos bien frescos para ayudarte a poner a raya este síndrome tan desagradable. Allá vamos.

sindrome-postvacacional_4

Intenta volver un poquito antes

Es bueno regresar al menos uno o dos días antes de la fecha en la que te tienes que reincorporar a tu puesto de trabajo. De esta forma tienes un poco de tiempo para aclimatarte a estar de nuevo en tu entorno cotidiano.

Madruga unos días antes de empezar

Si eres de esas personas que madrugan sin necesidad, estás de enhorabuena. Si por el contrario te gusta dormir hasta tarde, aquí te pedimos un pequeño esfuerzo: procura despertarte a una hora temprana unos días antes de empezar.

Así tu cuerpo se irá preparando para los madrugones que tienen que venir y cuando empieces a trabajar no sentirás tanto cansancio ni desánimo.

sindrome-postvacacional

Echa el freno: date tiempo para aterrizar de nuevo

Evita el estrés por todos los medios. Acabas de llegar y eso supone que tienes otro ritmo. Date un poco de tiempo de recuperar la velocidad de crucero que te permitirá estar a tope tras las vacaciones… pero todavía no 😉

sindrome-postvacacional_6

Empieza tus actividades cotidianas unos días antes del trabajo

Si practicas yoga, vas a clases de ruso o pintura o simplemente sueles quedar con amigos para tomar algo, hazlo antes de empezar.

Practicar las actividades de ocio que complementan tus días te hace entrar en la rutina de una forma más agradable y llevadera. 

sindrome-postvacacional_8

Mejor deja el regreso para el miércoles, jueves o viernes

Empezar un lunes tras las vacaciones y saber que tienes toda una semana por delante puede ser bastante deprimente. Por eso, si puedes establecer tu regreso a mitad de semana, verás el horizonte del fin de semana más cerca y los días se te harán más llevaderos.

Al principio intenta no llevarte trabajo a casa

Intenta aguantar al menos una semana sin llevarte trabajo a casa. Aprovecha las horas libres que tienes para dedicártelas a ti o a tu familia y amigos. Es un truquillo mental para alargar el relax de las vacaciones.

Con el tiempo que te sobra, aprovecha para hacer esas actividades extralaborales o para estar con quien más a gusto te sientes. Continúa leyendo 😉

sindrome-postvacacional_5

Intenta pasar tiempo con tus personas favoritas

En ocasiones, el estrés del trabajo se provoca por tener que mantener unos estándares demasiado altos en demasiados sentidos.

Por ello y a propósito del punto anterior, pasar tiempo con las personas con las que te sientes a gusto te relaja, ya que te permite ser tú mismo/a y no tener que mostrar una faceta que no siempre te apetece.

sindrome-postvacacional_9

Haz lo posible para dormir bien

Es posible que la ansiedad o angustia que te da volver al trabajo te provoquen también insomnio. Si no descansas correctamente, no recuperas energía, sientes más cansancio y tu rendimiento empeora.

Para conseguir dormir como deberías, puedes seguir estos consejos que te ayudan a descansar mejor de noche y a tener todos los sentidos alerta durante el día.

sindrome-postvacacional_3

Practica deporte

Practicar deporte durante épocas de estrés o estados de ánimo complejos te ayuda a encontrarte mucho mejor. Esto se debe a que incrementa los niveles de serotonina en tu cerebro de forma natural y logra así esa relajación mental tan necesaria.

sindrome-postvacacional_7

Cuida tu alimentación

Existen alimentos que simplemente te ayudan a sentirte mejor. Son aquellos que contienen altas cantidades de triptófano, un aminoácido esencial que facilita la segregación de serotonina por parte del cerebro.

Es posible que debido al síndrome postvacacional pases por un estado carencial de serotonina. Esto puede ocurrir en épocas complicadas y provocar estados como ansiedad, estrés, angustia, depresión leve, etc.

En esas épocas, cuidar especialmente tu alimentación para adecuarla a tu estado de ánimo puede darte una gran ventaja y ayudarte a estar mejor.

Puedes ver qué alimentos contienen más triptófano en este post.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Tienes algún otro truco para evitar el síndrome postvacacional? Cuéntanoslo en Comentarios, ¡Nos encanta saber de ti! 🙂

 

¿Donde puedo encontrar AnimaFort MULTI®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
189492.2

También puede interesarte…

Compártelo