fbpx
Compártelo

Esta es la primera Historia SOP que llegó la semana pasada a nuestro buzón. Y nos gustó tanto que no quisimos esperar mucho más a publicarla. Es posible que por lo que cuenta pueda parecer publicidad de PCOS, pero te prometemos que es rigurosamente cierta. 

De hecho, cuando vimos la ‘primera historia’ en el buzón de correo nos pusimos un poco nerviosas en la oficina y cuando terminamos de leerla, alguna tenía una lagrimilla colgando del ojo derecho. Y es que estas historias reales, sencillas y tan grandes al mismo tiempo son las que nos hacen tener la ilusión por mejorar cada día.

Te presentamos a Mª Ángeles que nos cuenta su Historia de PCOS desde Lucena, Córdoba. Y que merece ser contada porque tiene un final feliz. Y llámanos ingenuas, pero nos encantan los finales felices 🙂

?

Un final feliz… que continuará

Hola,

mi nombre es MªAngeles y tengo 30 años. Descubrí que tenía ovarios poliquísticos a los 17. Mis reglas eran irregulares, mínimo cada dos meses, muy abundantes y dolorosas.

Mi madre decidió llevarme al ginecólogo porque tenía mucho vello, sobre todo facial. Era horrible. Parecía que tenía barba, y tuvimos que gastar mucho dinero en depilación láser para que desapareciera del todo.

El médico me hizo una ecografía y descubrió el causante de mis problemas: tenía ovarios poliquísticos. Me recetó pastillas anticonceptivas, pero mi mayor temor era el no poder tener hijos.

Incluso siendo tan joven, me atreví a preguntárselo a mi médico, el cual me respondió inmediatamente, que el ovario poliquístico no era problema ninguno para concebir y que estuviera tranquilla, que cuando llegara el momento, no dudara en visitar al médico.

Pasaron así 10 años, en los que tomando las pastillas, no tuve nunca una regla real, provocada por la salida de uno de mis óvulos.

Me casé y mi pareja y yo decidimos tener niños. Como yo tenía el problema de los OP, decidimos ponernos en marcha cuanto antes porque yo sabía que iba a tardar bastante en quedarme embarazada. Dejé las pastillas anticonceptivas y empecé a tomar ácido fólico tal y como me receto mi médico de cabecera.

Estuve tres meses tomando las pastillas y controlándome la temperatura basal constantemente y nada, la gráfica era más plana que una mesa.

Por las redes sociales llego a mi conocimiento la existencia de tratamientos sin receta médica, que ayudaban a controlar el nivel de hormonas masculinas y decidí probar. Es ahí donde encontré a PCOS.

Tomé dos cajas, pero la regla seguía sin aparecer. Recordad que había estado 10 años sin ovular debido a las anticonceptivas. Entonces, una mañana, veo que mi temperatura basal empieza a subir a 37.

Tenía la esperanza de estar embarazada y en mi subconsciente realmente estaba convencidísima pero no quería hacerme ilusiones, porque no quería llevarme una decepción. Mi marido me animo a hacerme un test de embarazo, y efectivamente dio positivo.

No he llorado de alegría más en mi vida. Y ya hace un año que nació mi niño. Yo siempre digo que es el ovulo más bonito que he “echado” en 10 años.

Ahora que va a cumplir el añito, he decidió volver a tomar PCOS, ya que ¡Vamos a buscar el segundo!

Ya os contare mi experiencia.

?

Muchísimas gracias por compartir tu preciosa historia, Mª Ángeles. Y mucha suerte en este segundo intento, esperamos que te salga tan bonito como el primero y que nos escribas para contárnoslo. Nos encanta que tu historia vaya a tener una segunda parte 🙂

SOP-PCOS

¿Tienes una historia de SOP que merezca ser contada? Si quieres ver tu historia en este blog, escríbenos un mensaje contándonos lo que es más importante para ti.

Apunta: tuhistoriasop@laboratoriosniam.com, ¡Nos encantará leerte! 😉

Compártelo