fbpx

Consejos profesionales para vivir sin ansiedad

Mía Hungría psicóloga

Antes de empezar a leer, queremos que tengas muy clara una cosa: sí es posible superar y vivir sin ansiedad. Eso sí, es necesario llevar a cabo ciertos cambios en la forma de pensar y actuar para eliminar toda la tensión acumulada. ¡Aquí tienes los consejos de nuestra experta!  

¿Qué es la ansiedad?

Todas las personas pasamos por momentos de ansiedad a lo largo de nuestra vida. Tal vez te suene raro, pero la ansiedad es tu gran aliada cuando tienes que afrontar algo importante. Y te estarás preguntando, «¿por qué?».

Tener ansiedad hace que tu cuerpo produzca una reacción psicofisiológica de activación intensa del sistema nervioso central y de todo el organismo. Aparece cuando tienes que actuar en una situación que demanda un gran esfuerzo y sirve para activar y hacer frente a una amenaza o peligro que está ocurriendo en el presente o que puede pasar en el futuro.

Gracias a esta reacción fisiológica intensa provocada por la ansiedad nos sentimos preparados para actuar de una manera rápida ante esa situación. Podría ser afrontar un examen de conducir, una entrevista de trabajo o incluso un momento de emergencia en el que es necesario actuar con gran rapidez.

Este tipo de ansiedad que todos experimentamos es natural, sana, necesaria y no podemos eliminarla.

Banner AnimaFort MULTI

¿Cuándo se convierte en un problema? 

A toda persona que le preguntes «¿Qué es la ansiedad?» automáticamente te responderá que ocurre cuando una persona manifiesta síntomas físicos como taquicardia, presión en el pecho, insomnio, dificultad para respirar, etc. Pero se olvidan de que la ansiedad empieza en el pensamiento, el cual es la clave para poder superarla. 

Cómo piensas y cómo interpretas las cosas que te ocurren va a determinar si la ansiedad te está ayudando o se está convirtiendo en un problema que puede derivar, en muchas ocasiones, en un trastorno. 

Si estás sufriendo ansiedad seguramente estés prestando atención a los síntomas físicos que te hacen pasarlo realmente mal, pero deberías empezar a analizar tu forma de pensar.

Los síntomas físicos son una consecuencia de tus pensamientos: según cómo pienses respecto a algo que te ocurre o que te puede ocurrir puedes tener ansiedad o no. 

Lo que creemos que ocurre:

Hecho externo —-> consecuencia emocional. 

Ejemplo: Mi jefa amenaza con despedirme. Automáticamente sientes ansiedad. 

Lo que realmente ocurre:

Hecho externo —-> pensamientos que tienes sobre la situación (cómo la estás interpretando) —-> consecuencia emocional ——> conducta.

Ejemplo: Mi jefa amenaza con despedirme. Piensas que no es justo, que la tiene tomada contigo, que todo lo que haces siempre le parece mal, ¡no la soportas! Si te despiden no podrás hacer frente a la hipoteca —-> automáticamente tienes ansiedad.

Como ilustra este sencillo ejemplo, normalmente sientes que es la situación la que te provoca malestar emocional. Pero lo que verdaderamente causa ese malestar (y como consecuencia la ansiedad) es cómo piensas o interpretas la situación.

Mujer escribiendo pensamientos en una libre, una práctica que ayuda a cambiar los pensamientos y vivir sin ansiedad.

Identifica tus pensamientos

Las personas que tienen ansiedad piensan e interpretan las situaciones de una forma errónea o las magnifican en la mayoría de los casos, anticipando constantemente posibles escenarios catastróficos.

El modo en que las personas estructuran cognitivamente sus experiencias ejerce una influencia fundamental en cómo se sienten y actúan, así como en las reacciones físicas que tienen.

En otras palabras: tu reacción ante un acontecimiento depende principalmente de cómo lo percibas, atiendas, valores e interpretes, de las atribuciones que hagas y de las expectativas que tengas.

Imagina que quedas con un nuevo conocido o conocida que te gusta y no ha aparecido al cabo de media hora. Si tu interpretación es que no le interesas, te sentirás triste y no volverás a establecer contacto. Pero si piensas que la tardanza se debe a un imprevisto o a una confusión de hora, tu reacción emocional y conductual será muy diferente. Por otra parte, afecto, conducta y reacciones físicas se influyen recíprocamente y contribuyen a mantener estos pensamientos.

Pensando de esta forma es normal que tengas síntomas de ansiedad, ya que en ese momento sientes que estás en peligro real y vives la situación como una tragedia. Y, como explicamos antes, tu cerebro interpreta que estás ante una amenaza y activa una reacción psicofisiológica intensa, generando ansiedad para así poder afrontar la situación.

Banner opnión AnimaFort MULTI

Es importante que comprendas que esta ansiedad desaparece cuando la situación ha finalizado, por ejemplo al terminar un examen al que te presentabas. Pero cuando la ansiedad aparece debido a la interpretación que haces de una situación que no está pasando realmente si no que te imaginas que a lo mejor está ocurriendo o que puede ocurrir, esta activación se mantiene en el tiempo y da lugar a los síntomas físicos de la ansiedad, los cuales se vuelven a interpretar a su vez como un posible problema de salud y así te mantienen en un círculo vicioso.

Mujer paseando por el campo

Vivir sin ansiedad

Para poder superar la ansiedad céntrate en tu forma de pensar e interpretar las cosas que vives. Si empiezas a pensar de una forma objetiva y realista no entrarás en el círculo vicioso de la ansiedad y no experimentarás síntomas físicos.

Escribe todo lo que te produce malestar emocional y al lado apunta todo lo que piensas sobre la situación. De este modo tomarás conciencia de que pensando así es normal que padezcas ansiedad.

Busca pensamientos verdaderos y creíbles para ti que desmientan tus pensamientos negativos iniciales, y al reemplazarlos sustituirás la ansiedad por bienestar y seguridad.

Es un ejercicio que requiere tiempo y compromiso, ya que todo lo que pensamos lo hacemos de forma muy automática. Pero ahora deberás estar pendiente de identificar y reemplazar esos pensamientos, para así empezar por fin a vivir sin ansiedad.

Recuerda que si cambias tu forma de pensar puedes superar la ansiedad.

Mía Hungría es psicóloga especializada en ansiedad

¿Te ha resultado interesante?

Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

Mia Hungría Autor
Psicóloga. Nº de colegiada: 21670

Mía Hungría es licenciada en psicología y diplomada en psicoterapia. Además, es máster en práctica clínica y de la salud. Actualmente reside en Barcelona, donde tiene su consulta de psicoterapia.

Web: miahungria.com
Facebook: Mia Hungría Psicóloga Barcelona
Instagram: @psicologa_barcelona

Somos un laboratorio fundado en 2014 con el objetivo de contribuir al bienestar de las personas a través de productos 100% naturales de alta calidad y avalados por miles de clientes.

Nuestro equipo de profesionales altamente capacitado posee una amplia experiencia en la creación y distribución de productos que mejoran el día a día de miles de personas de manera natural.

¿Cómo comprar ANIMAFORT MULTI®?

Online 983 34 44 55

Código Nacional: 189492.2

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

NUESTRAS REDES SOCIALES

ANIMAFORT MULTI ®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *