fbpx

Uno de los problemas principales de los estudiantes es la falta de concentración. Y la falta de concentración genera ansiedad al no conseguir memorizar lo necesario en un tiempo determinado. Da igual que seas opositor o estudiante. Todos los que estudian sufren esa dificultad que provoca estrés.

Por eso vamos a hablarte de los enemigos de la concentración. Intentaremos ayudarte a fijar tu mente en una sola tarea. De ese modo podrás estudiar sin distracciones y aprovechando al máximo el tiempo de estudio.

Artículo ⇒ Síntomas físicos de la ansiedad: y tú, ¿dónde la sientes?

estudiante escribiendo concentrado

 

¿Cuáles son las causas de la falta de concentración?

A continuación te presentamos las principales causas de la falta de concentración durante el estudio. En cada persona afectan de distinta forma y no tienen que aparecer todas juntas:

  • La mala alimentación
  • La poca hidratación
  • El sedentarismo
  • El cansancio físico
  • La fatiga mental
  • El cansancio visual
  • El desánimo
  • Un entorno inadecuado para el estudio
  • El desinterés y el aburrimiento
  • La falta de práctica

estudiante animado

¿Qué 10 trucos sencillos podemos usar para mejorar la concentración al estudiar?

Ahora que ya conocemos a los causantes de la falta de concentración, vamos a conocer diez trucos sencillos que nos facilitará una gran mejora a la hora de estudiar. Intenta aplicar todos los que puedas para así tener mayor éxito en tu rendimiento. Ya verás que con la práctica, la ansiedad y el estrés te abandonan progresivamente.

Toma una alimentación saludable

Cuando estudias necesitas estar bien alimentado para que tu mente funcione correctamente.

Planifica comidas naturales y sanas con un horario establecido de antemano para no perder tiempo de estudio y establecer rutinas.

Procura tomar comidas ligeras antes de estudiar, para evitar que aparezca el sueño o cualquier malestar digestivo durante la memorización. Aún así, tampoco deberías pasar hambre, porque sino estarás pensando en comer en lugar de estudiar.

Bebe agua

El cerebro requiere mucha hidratación cuando tiene que estudiar. Ten en tu mesa agua y recuerda ir bebiendo poco a poco entre descanso y descanso. Verás que el cansancio desaparece y estarás más activo.

Haz actividades divertidas al aire libre 

Tu cuerpo necesita practicar actividad física para mantener en buen estado tu mente.

Realiza deporte y actividad física todos los días y mejor si es al aire libre. Cuanto más te muevas tendrás menos ansiedad y estrés gracias a las endorfinas liberadas. Además, si te reunes con otras personas durante el ejercicio físico, después tendrás una mayor concentración.

 

Descansa tu cuerpo como merece

Estudiar puede resultar físicamente agotador. Por eso, te recomendamos que duermas al menos unas 8 horas cada día de una forma reparadora. Aprende a evitar el insomnio.

Además no debes realizar entrenamientos físicos intensos antes de estudiar. Si sientes mucho cansancio, es difícil que llegues a concentrarte porque no vas a aprovechar el tiempo. Mejor duerme una siesta cortita y recupérate.

 

Descansa también tu mente

Estudiar con la mente cansada es imposible. Si tienes la cabeza ocupada en otros temas más importantes y urgentes que el estudio, es mejor que los resuelvas y dejes el estudio para otro día.

Necesitas tener energía mental para poder concentrarte, y hacer descansos es la mejor manera de lograrlo. Descansa de 5 a 10 minutos cada 25-30 minutos de estudio. Pero no cambies de actividad, ni mires el móvil, porque te distraerás y será peor.

¿Cómo descansar sin cambiar de actividad? Muy sencillo: consiste en no hacer nada y poner la mente en blanco para recuperar la atención y reponer la energía necesaria para un buen rendimiento.

 

Cuida tu vista

La vista es el sentido que más empleamos para estudiar. Si ves mal es muy difícil que puedas concentrarte adecuadamente. Por eso te proponemos tres pautas muy sencillas:

  • Intenta estudiar siempre con luz natural.
  • Prioriza la lectura en papel en lugar de utilizar pantallas como: ordenadores, tablets, móviles, etc. Los lectores de e-books con tinta electrónica son la elección intermedia.
  • Aprovecha los descansos mentales para relajar la vista cada 25 minutos. Cierra los ojos y después mira al horizonte durante varios minutos para que se recuperen del esfuerzo.
estudiantes parque

Anímate 

Tu estado de ánimo es importantísimo para que tus capacidades cognitivas no se vean afectadas y tu memoria funcione correctamente.

Por eso, procura motivarte con el resultado del examen y el objetivo que te estás marcando e intenta dejar a un lado las preocupaciones externas.

Si puedes rodearte de compañeros de estudio: te resultará más fácil mantener un ánimo positivo.

Prepara tu zona de estudio 

Para concentrarte y estudiar bien, es prioritario el lugar donde lo haces.

La zona de estudio tiene que ser un lugar silencioso, sin distracciones, donde puedas mantener un ambiente tranquilo y cómodo. La mesa tiene que estar ordenada y lo más vacía posible. Eso sí, intenta tener cerca todo lo que vayas a necesitar para no estar levantándote cada poco tiempo.

Nada de móviles, televisión, música u otro tipo de estímulos que te despisten.

Si en tu casa no consigues concentrarte, las bibliotecas son una alternativa estupenda.

estudiantes biblioteca concentrados

 

No te aburras. Motívate

Si estudias algo que no te interesa y te aburre, es difícil que consigas una concentración adecuada. Además, no es fácil solucionarlo.

Al principio es normal que un temario no te guste, pero según vas entendiendo más la asignatura, poco a poco puede que notes que te va gustando más.

Intenta despertar tu curiosidad sobre la materia y habla con otras personas que también estén en tu situación o que ya la dominen.

Y si no hay manera de interesarte, tendrás que obligarte a estudiar mediante retos de tiempo. Cuanto antes estudies ese tema o asignatura que no te gusta, antes pasarás a otra cosa que sí te gusta.

Practica el estudio

Estudiar, memorizar y concentrarse son actividades cerebrales que cuanto más las practicas, mejor las haces.

Mediante técnicas de meditación, relajación y atención plena, puedes ayudar a tu mente a focalizarse en el estudio, liberando la ansiedad y las distracciones.

Existen muchas técnicas de estudio para aumentar tus capacidades neuronales y siempre puedes entrenar para aprender a mantener la atención en una tarea y no distraerte con frecuencia.

Artículo ⇒ Cómo controlar la ansiedad

La forma en la que te alimentas es un pilar básico en tu bienestar y en la capacidad de tu cerebro para memorizar y concentrarse. Pero en épocas de mucho estrés o ansiedad, puede que la alimentación no sea suficiente: el cerebro te pide un poco más.

Banner anima

En esos momentos, puedes ayudarte con un complemento alimenticio con ingredientes de origen 100% natural como AnimaFort MULTI®.

AnimaFort MULTI® es un complemento alimenticio con Affron® y extracto seco de Griffonia (5-HTP), que ayuda a mejorar la actividad cerebral.

Además incorpora vitaminas y minerales especialmente elegidos como el magnesio, niacina, vitamina B6 y B12 que contribuye a la función psicológica normal

Miles de personas ya lo han probado.

¿Ya conocías algún enemigo de la concentración? ¿Sueles aplicar alguno de los trucos que te acabamos de contar para mejorar tu estudio?

Si tienes alguna duda, puedes dejarnos tu comentario o escribirnos en Facebook o Instagram.

Nos encantaría conocer tus experiencias de estudiante  🙂

¿Te ha resultado interesante?
Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam.

Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

¿Cómo comprar ANIMAFORT MULTI®?

Online 983 34 44 55

Código Nacional: 189492.2

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

NUESTRAS REDES SOCIALES

ANIMAFORT MULTI ®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *