fbpx

Menopausia y cansancio: cómo evitar la fatiga en la menopausia

Como-evitar-la-fatiga-en-la-menopausia
4/5 - (16 votos)

Agotamiento, fatiga… son muchas las mujeres que necesitan saber cómo evitar el cansancio en la menopausia. Y es que en esta etapa se te quitan las ganas de todo, te pesa el cuerpo y sólo quieres descansar… aunque cuando toca descansar, ¡no descansas! Por eso hoy te contamos algunos trucos para llevar esta etapa con más energía.

Todas las personas sienten fatiga en algún momento de sus vidas; hasta ahí todo normal. El problema es cuando no hay una razón aparente, ya que en ese caso es difícil ponerle remedio.

Y en la menopausia, esa sensación de cansancio continuo puede agravarse y complicarte mucho la vida. Es normal sentir cansancio en la menopausia; piénsalo: tienes sofocos cada dos por tres, por las noches no descansas y las hormonas están haciendo de las suyas, provocando estados de ánimo complejos como ansiedad o estrés.

A todo ello, añádele las responsabilidades de la vida diaria y los problemas y conflictos que van surgiendo. Es el caldo de cultivo PERFECTO para que te sientas agotada.

Banner con caja de ClimaFort e infografía con sus beneficios para la menopausia

Aprende cómo evitar la fatiga y el cansancio en la menopausia

Si bien cansancio y menopausia son dos cosas muy dependientes del cambio hormonal, no significa que debas vivir esta importante y especial etapa de tu vida con tristeza y depresión. ¡Imagina! Has llegado hasta este punto y eres una mujer plena y decidida, no permitas que aspectos controlables de tu organismo te resten felicidad y tranquilidad. 

Hoy en día existen muchas alternativas en cuanto a estilo de vida y alimentación que te ayudarán a reducir el cansancio por menopausia. Es por ello, que hemos preparado esta guía donde te informaremos a detalle sobre los cambios que puedes estar experimentando. ¡Así podrás tomar las mejores decisiones para recuperar tu sensación de bienestar! 

Mujer haciendo una foto de una escalera

El cansancio en la menopausia y sus causas

Como te contábamos, menopausia y cansancio van muy de la mano: la cuestión está en dar con las causas exactas por la que sientes esa fatiga, porque pueden ser muchas y muy diversas. Veamos algunas de ellas:

Insomnio

El insomnio es el síntoma más agotador de la menopausia, que no te deja dormir de noche y te quita la energía durante el día. Además, el insomnio es un factor importante de depresión, por lo que debes cuidarte mucho de él.

Y es que el poco descanso que tengas en las noches te afectará la memoria, el humor y la atención. Y de manera contradictoria, la menopausia da sueño y cansancio durante el día, cuando quizás no tengas el tiempo para descansar, acentuando tu agotamiento. 

Sofocos

Los sofocos son el síntoma más frecuente de esta etapa. Su intensidad y frecuencia dependen de factores como la alimentación, y… ¡adivina! También de tu estado mental. Por tanto, si estás fatigada, has descansado mal o pasas una etapa de estrés o ansiedad, posiblemente experimentarás más sofocos, o como los llaman popularmente, “los ahogos en la menopausia”

Conflictos y situaciones de estrés

Los problemas diarios pueden afectarte a nivel mental y físico, siendo una de las causas que más agravan el cansancio excesivo en la menopausia. Recuerda que tu cuerpo está pasando por un cambio hormonal importante y es mucho más sensible a los estímulos del medio ambiente. 

Personas tóxicas

Admítelo, sabes que hay personas que te cansan muchísimo. Seguramente, no lo hacen con malas intenciones y ni siquiera son conscientes de ello, pero después de estar con ellas te encuentras a-go-ta-da.

Alimentación inadecuada

Tal vez no lo sepas, pero la alimentación el es aspecto BÁSICO es tu bienestar. A lo largo de toda la vida, lo que comer puede hacerte sentir mejor o peor, pero en la menopausia es aún más importante. Si quieres más información, echa un ojo a este artículo.

Vida sedentaria

¿Te suena raro? Pues es así. Las personas activas, deportistas y que realizan numerosas actividades consiguen mantener tu energía a tope durante todo el día, ¡y por la noche descansan mejor! En cambio, la falta de ejercicio podría aumentar tu cansancio físico en la menopausia.

Estas son las más comunes, pero seguro que tú tienes un par de ellas en la cabeza que también te traen por el camino de la amargura. No desesperes, vamos a ver algunas formas eficaces de acabar con esa fatiga que te complica la vida en la menopausia.

Mujer en la menopausia acostada en cama manifestando cansancio

Menopausia y cansancio físico: la influencia de las hormonas

Evidentemente la falta de sueño, los sofocos o los conflictos emocionales, así como la vida sedentaria, influyen en el cansancio a los 50 años con la llegada de la menopausia. Sin embargo, que te sientas cansada físicamente es también una consecuencia de los cambios hormonales por los que está pasando tu cuerpo. 

Durante la perimenopausia y la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógenos y progesterona. Esta disminución progresiva de estas hormonas tienen un efecto dominó en otras hormonas como las tiroideas y suprarrenales. Ambas se encargan de regular la energía celular en el cuerpo, lo que significa que si están desequilibradas puedes sentir fatiga en la menopausia.

Los mareos y el cansancio en la menopausia también tienen una relación. Debido a la disminución del nivel de estrógeno, se reduce la glucosa en sangre y las células del cuerpo no reciben el oxígeno suficiente. La consecuencia de esto es una sensación de cansancio y mareo. 

¿Cómo se manifiesta el cansancio en la menopausia?

El cansancio por menopausia puede manifestarse de muy distintas maneras. Lo más común es que te sientas muy débil para cualquier tarea física o intelectual que antes te resultaba sencilla. O también poco deseo para hacer aquellas cosas que antes te gustan o interesan. 

Las mujeres en la menopausia pasan por un cambio hormonal crítico que afecta su concentración, humor, tranquilidad y sueño. Los estrógenos son tus hormonas contra el cansancio y cuando ellas disminuyen es normal que te sientas exhausta. 

Esta sensación de cansancio en la menopausia te puede hacer sentir triste, con bajo deseo sexual e incluso desconectada de tu entorno y seres queridos. Pero no debes resignarte: tu cuerpo simplemente está pasando por un proceso, pero tú puedes ayudarle a recuperar el ánimo y la energía.

AnimaFort MULTI® es un complemento de tu alimentación que contrarresta los efectos negativos de la ansiedad, el cansancio y el estrés. Ideal para recuperarte del decaimiento y del estrés y mejorar la concentración. Todos sus ingredientes son de origen vegetal, sin azúcar y sin gluten. Contiene vitaminas del complejo B, magnesio y 5-HTP del extracto de Griffonia. 

Los primeros resultados empiezan a verse tras tres semanas de suplementación tomando dos cápsulas al día. De esta forma AnimaFort MULTI® te ayudará con todos los síntomas de la menopausia que te mencionaremos abajo. 

Sensación de ahogo o falta de aire en la menopausia

Los ahogos y la falta de aire en la menopausia, por lo general, son consecuencia de los sofocos. Tal como te contamos anteriormente, el cansancio puede incrementar la frecuencia de los sofocos, especialmente si pasas por una etapa de estrés o ansiedad.

En este caso, la sensación de ahogos en la menopausia comienza con sensaciones de calor a la altura del rostro; después pasan al cuello, al tórax y finalmente bajan por el resto del cuerpo. Esta falta de aire en la menopausia con frecuencia sucede de manera impredecible y muy rápida, por lo que además de agotamiento se le suma una sensación de vergüenza.

Mujer acostada en la cama con dolor de cabeza por culpa de la menopausia.

Cansancio y dolor de cabeza en la menopausia: ¿cómo se relacionan?

Menopausia, cansancio y dolor de cabeza están estrechamente relacionados. Una de las causas del cansancio físico es el insomnio y las situaciones de estrés. Y estos factores, a su vez, también son desencadenantes de los dolores de cabeza. Como ves, todos los síntomas de la menopausia están conectados de una u otra manera. 

La menopausia y el cansancio físico desencadenado por sus síntomas puede hacer que padezcas de frecuentes dolores de cabeza, por lo general de tipo tensional. Este tipo de cefalea aparece por la tensión que haces en los músculos del cuello, mandíbula, hombros y/o cuero cabelludo como consecuencia de contracciones musculares. Y esto suele ser una respuesta al estrés, la ansiedad, la falta de sueño o la depresión.

Si prefieres no recurrir a los fármacos para tratar el dolor de cabeza, puedes implementar ciertos cambios en tu estilo de vida para que te sientas mejor y puedas prevenir estas molestias. Te recomendamos los siguientes remedios para el cansancio en la menopausia:

  • Realiza ejercicios de relajación. Estos reducen el estrés y la ansiedad, por lo que ayudan a calmar y a evitar los dolores de cabeza. 
  • Hazte un masaje con lavanda. Puedes usar esta planta con efecto relajante para darte un masaje en el cuero cabelludo. 
  • Busca una estancia tranquila. Si el dolor es fuerte, túmbate en un lugar silencioso, con poca luz y colócate un paño con agua fría en la cabeza.
  • Consume aceite de oliva. Este alimento se relaciona con la producción de encefalinas, unas sustancias neuronales que reducen el dolor. Podrías tomar dos cucharaditas a diario, y beneficiarte así de todas sus otras propiedades beneficiosas.
  • Toma una infusión de manzanilla o romero. Estas hierbas poseen propiedades antiinflamatorias, lo que las hace ideales para calmar los dolores de cabeza.
Banner de opinión de ClimaFort Sueño con mujer acostada sonriendo

Exceso de sueño y menopausia

Tener mucho sueño en la menopausia es normal, pues los trastornos del sueño son habituales en esta etapa de la vida. Dentro de estos, el insomnio es el más común y puede aparecer en diferentes formas. Puedes tener problemas para conciliar el sueño en la noche, despertarte demasiado pronto y no poder conciliar el sueño de nuevo, despertarte frecuentemente en medio de la noche, etc.

No descansar bien en la noche puede provocar exceso de sueño en la menopausia, así como un mayor cansancio. Y es, precisamente, ese extraño y no esperado exceso de sueño en la menopausia lo que afecta directamente a tu calidad de vida, pues en el día no tienes la energía suficiente para hacer las tareas habituales. Por ello, es normal escuchar a muchas mujeres decir que la menopausia da sueño.

Mujer en mallas con dolor en las piernas

Piernas cansadas en la menopausia

El cansancio en la menopausia afecta diferentes partes del cuerpo, incluyendo las piernas. El síndrome de piernas cansadas es una dolencia frecuente en esta etapa y va acompañada de dolor o pesadez, calambres e hinchazón.

Las piernas cansadas en la menopausia son una consecuencia de la pérdida del tono y elasticidad. Esto ocurre, una vez más, por la disminución en la producción de los estrógenos, ya que esta hormona no solo cumple funciones en el ciclo menstrual y en el deseo sexual, sino que además se encarga del tono muscular y la distribución de grasa en el cuerpo.

Cuando los niveles de estrógenos bajan afectan a la calidad de la circulación, lo que provoca, entre otras cosas, que la musculatura de la pared venosa pierda tono y elasticidad. Por esta razón, las venas se dilatan y el funcionamiento del sistema venoso se entorpece, y es entonces cuando aparecen dolores, picor, hormigueos y calambres musculares.

Para prevenir el cansancio de las piernas durante la menopausia es fundamental estimular la circulación sanguínea. Para ello te recomendamos:

  • Siempre que se pueda, elevar las piernas cuando te sientes o duermas. 
  • Evitar el exceso de frío o de calor.
  • No utilizar medias, calzado o prendas ceñidas al cuerpo. 
  • Evitar sentarte con las piernas cruzadas.
  • Utilizar masajes drenantes con productos especiales, como geles fríos o vasodilatadores.
  • Tomar suficiente agua.
  • Evitar el consumo de refrescos azucarados, alcohol, alimentos fritos o procesados.

¿Qué tomar para la fatiga en la menopausia?

Una alternativa que se plantean muchas mujeres para combatir ese cansancio es recurrir a algún complemento natural que ayude a controlar los síntomas de la menopausia. Y es que resulta muy difícil tener energía para todo el día si te has pasado la noche sudando y dando vueltas en la cama. Porque, en efecto, esa es una de las principales causas de la fatiga que sientes día sí, día también.

¿Cómo remediarlo? Primero, echa un ojo en este artículo sobre cómo acabar con el insomnio en la menopausia. Y segundo, conoce ClimaFort® SUEÑO, un complemento alimenticio con lúpulo y melatonina.

El lúpulo ayuda a sobrellevar los signos asociados con la menopausia como los sofocos, sudoración, irritabilidad e inquietud y la melatonina contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño. ClimaFort® SUEÑO es un complemento muy valioso para lidiar mejor con la menopausia y el cansancio extremo provocado por una alteración de tus ciclos del sueño. De esta forma, al día siguiente te notarás más descansada.

Banner leer opiniones ClimaFort

Sigue leyendo, porque también te proponemos un par de trucos para descansar mejor por la noche 😉

¿Qué es bueno para la fatiga en la menopausia? 8 trucos para evitarla

Si últimamente te notas más cansada de lo habitual y no entiendes por qué, puedes aplicar los consejos que te ofrecemos a continuación. Elige los que te resulten más atractivos o adáptalos a tus necesidades. Lo importante es que encuentres la mejor manera de sentirte bien.

Dedícate tiempo y libérate de preocupaciones

Siempre hablamos de pasar tiempo de calidad con los demás, pero, ¿Qué pasa contigo misma? Saber disfrutar de la soledad haciendo lo que a una le gusta, es un placer inmenso. Piensa que actividades que te gusten: leer, escribir, ir a la playa o piscina, pintar, el yoga, la fotografía, la cocina, la mecánica o la jardinería. Lo que sea, pero que te haga feliz.

Ocupar tu mente en actividades que te hacen sentir bien y dedicarte tiempo a ti misma te descarga de los pesos mentales y las preocupaciones. Esto es como quitarte una gran piedra de encima de los hombros. Dedica al menos un rato cada día para hacer lo que te gusta y tendrás más energía. Verás.

Combate el estrés para prevenir la fatiga mental

Hemos visto que una de las causas de la fatiga es el estrés: un exceso de trabajo, la falta de tiempo, demasiadas preocupaciones. Una buena manera de reducir el estrés es haciendo listas.

Son una buena manera de ordenar mental y visualmente las obligaciones diarias, semanales o mensuales y de reducir la incertidumbre.

Además, si vas tachando cada labor que finalizas, tendrás una visión global de lo que ya has hecho y de lo que te queda por hacer. Esto libera tus pensamientos y reduce el estrés que te provoca el agotamiento. Bien, ¿No?

Dos amigas charlando

Socializa y cárgate de energía

Socializa y hazlo bien. Es decir, elige bien a las compañías con las que realizas tus actividades de ocio. Busca personas activas, que te acompañen sin robarte la energía, que te escuchen positivamente. Que no te critiquen ni a ti ni a los otros. Y también que no hablen sin parar (y sin escuchar). ¡Ah! y que se rían y te hagan reír.

¿No se te ocurre nadie? Echa un ojo en este artículo sobre cómo acabar con la soledad. Y si lo que te pasa es que en realidad no te apetece estar con nadie, no pasa nada, sigue el punto uno: estar con una misma es, muchas veces, la mejor de las compañías para evitar la fatiga en la menopausia.

Aprovecha las noches para dormir

Y dirás: claro, qué fácil es decirlo, si supieras la de vueltas que doy cada noche. Es verdad, en la menopausia puede hacerse difícil descansar por la noche. Y es que los niveles de melatonina  (hormona natural que te ayuda a regular el sueño) descienden. Por eso (y por los sofocos) posiblemente te cueste más dormir.

Pero recuerda que existen complementos que puedes tomar para el cansancio de la menopausia que te produce el no poder dormir placenteramente, como ClimaFort® SUEÑO.

Además, hay muchas otras opciones de tratamientos para el cansancio en la menopausia que puedes probar, así como hacer cambios en tu estilo de vida que te permitan disfrutar de esta etapa y descubrirte como una mujer diferente y renovada.

Alimentos sanos que ayudan a combatir el cansancio en la menopausia

Aliméntate adecuadamente para sentirte menos cansada

Si te quieres, tienes que cuidarte. Si aún no te quieres, tienes que empezar a hacerlo, y la mejor manera de empezar es cuidándote. Sobre todo si lo que quieres es evitar la fatiga en la menopausia.

Elimina de tu dieta todo aquello que no te aporta: exceso de sal, azúcares añadidos, fritos, grasas trans, alimentos procesados, alcohol, tabaco, refrescos azucarados, etc.

¿Qué sí puedes comer? Todo lo demás, lo bueno de la vida: frutas, hortalizas, verduras, legumbres, pescados azules, lácteos bajos en grasas, carnes blancas, etc. Es decir, productos naturales, de los de toda la vida, los que compras en el mercado y que no llevan más que uno o dos ingredientes.

Es posible que si nunca lo has hecho, al principio te cueste un poco. Pero si mantienes los buenos hábitos durante algunas semanas, verás cómo te sientes con más energía, más ganas de hacer cosas nuevas.

¿Quieres saber más sobre cómo alimentarte en la menopausia? Descárgate guía de salud y dieta para la menopausia.

Bebe mucha agua

La deshidratación es una de las principales causas de cansancio en todas las personas y se puede incrementar en la menopausia. Por eso te recomendamos que para evitar la fatiga en la menopausia, bebas al menos 2 litros de agua al día.

Además, estar bien hidratada te ayuda a limpiar tu organismo por dentro y te ves mejor por fuera: tanto tu piel como tu pelo mejorarán su aspecto.

Además, puedes elegir alimentos que contengan grandes cantidades de agua, para asegurarte tu carga hídrica diaria. Apunta: pepino, melón, espárragos, tomate, rábanos, zanahorias, fresas o peras son tus mejores aliados a la hora de hidratarte.

La-actividad-física-en-la-menopausia-ayuda-a-reducir-la-fatiga

Al contrario de lo que piensas, el deporte te carga de energía

Ya hemos visto que las personas deportistas tienen más energía y descansan mejor. Pero, ¿Cómo puede ser, si el deporte exige mucha energía? Pues porque el cuerpo humano se ha ido diseñando a lo largo de miles de años de evolución para moverse.

La vida actual tiende al sedentarismo: trabajos de estar mucho tiempo sentados, pasar horas delante de una pantalla, etc. Hoy, para movernos, tenemos que poner voluntad y ganas por nuestra parte. Pero puedes creernos: compensa.

La actividad física frecuente fortalece tus músculos, ayuda a mantener el peso corporal, oxigena tu mente y te ayuda con el cansancio en la menopausia dándote una energía extra. Así que ya sabes: adiós sofá… ¡Hola bicicleta!

¿Te da pereza? Nada de eso. Siempre insistimos en que es importantísimo que hagas de la actividad física un momento de placer. Busca aquello que te haga disfrutar: bailes, clases dirigidas, paseos en bicicleta, etc. Lo que sea, pero que te haga mover el… ¡cucú!

Además, recuerda que lo que buscas es acabar con el cansancio por menopausia. Por ello, el esfuerzo que hagas hoy muy pronto te rendirá sus frutos y verás cómo tu cuerpo se fortalece y se vuelve más sano. ¡Olvídate de las piernas cansadas! Eso será cosa del pasado.

El-yoga-ayuda-a-reducir-la-fatiga-en-la-menopausia

Yoga y meditación

El yoga es una disciplina milenaria que, entre otros muchísimos beneficios, te enseña a respirar conscientemente. Respirar de forma adecuada te ayuda en tantos sentidos que no sabemos por dónde empezar.

Primero, relaja los músculos de tu cuerpo. Segundo, ayuda a mantener un control emocional, reduciendo la ansiedad y el estrés. Tercero, mejora la concentración en las tareas diarias. Estos tres aspectos son vitales para reducir el agotamiento.

Pero es que además, ayuda a reducir las toxinas que acumula tu organismo (¡polución, químicos!), mejora la circulación y la digestión, fortalece el sistema respiratorio ¡Y hasta ayuda a mantener el peso!

Vamos, que no podemos recomendártelo más. El yoga, y también la meditación (puedes practicarlos juntos o por separado) te van a ayudar muchísimo a tener más energía y a sentirte bien en tu piel.

Si te ves justilla de tiempo, puedes empezar a hacerlo por Youtube… ¿¡COMO!? Sí, sí, como lo lees. Por ejemplo, el canal de Elena Malova es súper recomendable para empezar a hacer yoga en tu salón (nosotras lo usamos casi todos los días).

Y si te gusta, seguro que más adelante encuentras una buena escuela de yoga cerca de casa.

Si estás pensando «¿y de dónde saco yo el tiempo para hacer todo esto?», es normal. Pues lo encuentras sin agobios. Es hora de dejar el perfeccionismo a un lado y de dejarte llevar.

Busca tus huequitos para ir haciendo algunas de estas actividades y elige las que mejor te hacen sentir. Poco a poco descubrirás cómo evitar la fatiga en la menopausia ¡Que no hace falta ponerse con todo a la vez!

Finalmente, es importante que tengas en cuenta que en la menopausia es muy frecuente que aparezca el cansancio como un síntoma derivado de los cambios hormonales, los sofocos y el insomnio. Pero también puede ser síntoma de ciertas enfermedades o desajustes, como hipotiroidismo, fibromialgia o anemia (muy frecuente en los primeros desarreglos de la regla).

Por eso, si crees que tu cansancio es fuera de lo normal y crees que puede haber otra razón, te recomendamos visitar a tu médico y contarle cómo te encuentras. La mejor manera de estar bien es la prevención 😉

Separador ClimaFort

Preguntas frecuentes sobre la menopausia y el cansancio

Resolvemos tus dudas 😉

¿Es normal sentir cansancio en la menopausia?

Sí, tranquila, es totalmente normal ya que tu cuerpo ya no produce estrógenos en la misma cantidad, y esta hormona anti-cansancio es la que protege tu cuerpo física y mentalmente. De ahí que su disminución te produzca agotamiento. 

¿Cómo combatir el cansancio en la menopausia? 

Algunas de las cosas que puedes hacer para mejorar tu ánimo y calidad de vida son: 

  • Haz ejercicio físico todos los días. 
  • Dedícate tiempo a ti misma. 
  • Busca alternativas saludables y positivas para lidiar con el estrés y las preocupaciones diarias. 
  • Implementa buenos hábitos de higiene del sueño en las noches. 
  • Hidrátate lo suficiente y come alimentos altos en nutrientes eliminando de tu dieta procesados, grasas saturadas y químicos. 
  • Incluye en tu dieta suplementos como AnimaFort MULTI® para aumentar tu energía y atención, mientras disminuyes el cansancio. 
  • Practica la relajación a través del yoga y la meditación. 
Separador ClimaFort

¿Qué te parecen estos tips para combatir el cansancio en la menopausia y volver a sentirte con energía? ¿Te sientes más motivada? ¿Quieres contarnos tu caso concreto? Te animamos a hacerlo a través de nuestro Facebook o nuestro Instagram, ¡nos encantaría conocerte! 😉

¿Te ha resultado interesante?
4/5 - (16 votos)

Contenido revisado por el departamento técnico de Laboratorios Niam. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

  • Otros artículos
imagen del autor
Equipo de redacción de Laboratorios Niam

Somos un laboratorio fundado en 2014 con el objetivo de contribuir al bienestar de las personas a través de productos 100% naturales de alta calidad y avalados por miles de clientes.

Nuestro equipo de profesionales altamente capacitado posee una amplia experiencia en la creación y distribución de productos que mejoran el día a día de miles de personas de manera natural.

Más info sobre: Laboratorios Niam
Youtube: Laboratorios Niam

¿CÓMO COMPRAR CLIMAFORT®?

Online 983 34 44 55

cruz farmaciaCódigo Nacional: 177910.6

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

Pantalla de movil mostrando caja Climafort

NUESTRAS REDES SOCIALES

CLIMAFORT®

43 comentarios de “Menopausia y cansancio: cómo evitar la fatiga en la menopausia

    • Gala dice:

      Justo estaba buscando información y leí este comentario ,Leticia yo tengo 51 años he comenzado con los síntomas de la premenopausia siempre mis periodos fueron exactos nada de dolor etc comencé con esporádicos calores durante la noche y estuve dos meses sin la menstruacion tuve calores malestares etc pero en enero volvió y todo normal hace dos semanas sentí mientras andaba una fatiga tremenda y una sensación de ligera presión en el pecho sensación de no respirar bien tuve que parar hablé con el doctor me recomendó ir a urgencias allí me hicieron todos los análisis todos y dieron normal pero continuó con esa sensación de perder la energía no es todos los días pero es frecuente especialmente cuando ando me guata mucho andar grandes distancias pero ahora ya a la media hora me fatigo mucho me gustaría saber si todo esto es normal en la premenopausia y si es habitual

      • Laboratorios NIAM dice:

        Hola, Gala.

        Cada mujer experimenta la menopausia de forma muy distinta, pero es cierto que el cansancio, el insomnio, la fatiga o los cambios de humor son muy habituales de esta etapa.
        Si ves que esta situación te está afectando mucho puedes consultarlo con tu médico, o probar algún complemento natural, como ClimaFort, que te ayude a sentirte mejor en esta etapa.

        Un abrazo y cuídate mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.