fbpx Dudas perimenopausia

Perimenopausia: qué es y cómo saber si has llegado a esta etapa

perimenopausia

El concepto de menopausia está claro: se define como la edad en la que aparece tu última regla. Pero para llegar hasta ello tu cuerpo pasa por una serie de cambios que te avisan de que algo está sucediendo. A ese periodo le llamamos perimenopausia o fase de transición a la menopausia.

Síntomas de la perimenopausia

A partir de los 40 años muchas mujeres empiezan a notar ciertos síntomas que pueden llamar la atención en mayor o menor medida: las reglas son un poco más abundantes, a veces dejan de ser tan regulares e incluso los ciclos se acortan, es decir, pasan menos días desde que empieza una regla y la siguiente.

También puedes sentir que la cabeza te duele unos días antes de venir la regla, como anunciando su presencia, o notar el pecho más sensible e hinchado. Todo esto es nuevo y a veces asusta, pero si no son unos síntomas exagerados y no afectan a tu día a día, los consideramos dentro de lo normal.

Banner producto ClimaFort para los sofocos de la perimenopausia.

La perimenopausia trae síntomas físicos… pero también psicológicos

Pero además de estos síntomas físicos, que pueden estar presentes en mayor o menor medida en la perimenopausia, puedes manifestar síntomas psicológicos. Quizá ahora te notes más susceptible; te enfadas por tonterías haciendo un mundo de ello, sientes ansiedad o empiezas a dormir peor. Consultas a tu médico y la mayoría de las veces no encuentra nada patológico. Sólo te dice el famoso “relájate” (¡quién pudiera!).

¿Y por qué ocurre todo esto? Porque tus ovarios empiezan a hacer dejadez de funciones.

Desde tu primera regla tu cuerpo va a prepararse cada mes para un posible embarazo: durante tu vida fértil, todos los meses un folículo de tu ovario se desarrolla para soltar el ovocito durante la ovulación y recibir un espermatozoide que dé comienzo a una nueva vida.

Pero como la mayoría de las veces esto no ocurre, pasados 15 días de la ovulación se produce la menstruación, que sería un borrón y cuenta nueva, y vuelta a empezar. Y esto sucede en intervalos de entre 21 a 35 días en los considerados ciclos normaleshasta que llega la perimenopausia.

Mujer sonriente frente al mar

¿A qué edad aparece la perimenopausia y sus síntomas?

Los años van pasando, y a partir de los 35 años (sí, a esa edad tan temprana) la fertilidad disminuye, aunque sigas teniendo las reglas regulares.

¿Y qué pasa a partir de los 40? Pues que los ovocitos envejecidos ya no son tan ordenados, y algunos ciclos se vuelven anovulatorios, es decir, que en ellos no ha habido ovulación. Esto da lugar a sangrados irregulares con mayor cantidad de sangre (a veces con coágulos) o por el contrario manchados oscuros y escasos. 

Entendiendo los cambios de tu cuerpo

Esto se acompaña de una alteración en la producción de estrógenos y gestágenos en el ovario que repercutirá en todo tu cuerpo. Sobre todo en aquellas zonas con más receptores para estas hormonas, como las mamas, la vagina, la vulva y ¡oh, sorpresa!, el cerebro. 

El cerebro lo usamos para muchas cosas, y una de esas es para la estimulación sexual. Quizás por eso hayas notado menos libido o deseo sexual, o que te cuesta un pelín más lubricar tu vagina. 

Además, duermes peor. Te acuestas cansada y te duermes enseguida, pero te despiertas por la noche sin motivo o con ganas de ir al baño. «¡Qué raro! antes no me ocurría esto», piensas. Y muchas veces el entender lo que te está pasando puede hacerte sentir mejor, porque ves que no estás loca y que  se trata simplemente una nueva etapa vital.

Mujer con perimenopausia en la consulta de su médica

Perimenopausia: cuándo consultar al médico

Si tus reglas antes eran de 28 días y ahora son de 23 o 35 días no es problema; si sangras un poco más (pero no demasiado) no es problema, pero si tus ciclos son muy cortos o muy largos con un sangrado abundante que puede llegar a traspasar la compresa o el tampón e incluso producirte anemia, debes consultar con tu médico.

Otros motivos de consulta frecuentes son el dolor durante las relaciones sexuales, el insomnio o la sensación de haberte despertado varias veces por la noche. También lo son las pérdidas de orina al hacer esfuerzos, las ganas de ir al baño urgentemente, tener infecciones de orina más a menudo o los cambios de humor.

Y todo esto pasa en la perimenopausia, que es un periodo de tiempo muy amplio que puede durar de 3 a 5 años antes de que la regla desaparezca y pases al siguiente nivel: la menopausia.

Mujer con perimenopausia practicando yoga en un parque

Consejos para la perimenopausia

¿Qué puedes hacer para ayudar a tu cuerpo y a tu mente a superar esta fase? Pues empezar por entender y aceptar esta nueva etapa, reconocer que somos personas en evolución y que un envejecimiento saludable es natural. No dejes de cuidarte si ya lo hacías, y si no, es momento de parar, recapacitar, valorar lo que tienes y apostar por ti.

Dieta y ejercicio

Los médicos somos muy pesados con lo de la dieta y el ejercicio, pero su efectividad está demostradísima. Si eres de las que no le gusta el ejercicio intenso, prueba otras actividades que te gusten como el baile o caminar, pero no descuides los ejercicios de fuerza para prevenir la osteoporosis.

Controlando los sofocos

Si no duermes por los sofocos procura evitar el alcohol, el café y el picante por las noches, duerme ligera de ropa en una habitación fresca y con sábanas de algodón. Y si fuera necesario puedes tomar productos naturales que te pueden ayudar a sobrellevarlo. Aunque si eso tampoco funciona, pregúntale a tu médico si puedes beneficiarte de la terapia hormonal de reemplazo

Banner de Climafort con mujer guiñando un ojo

Lubricantes para la sequedad vaginal

Si notas sequedad, pérdidas de orina o dolor durante las relaciones sexuales, el uso de hidratantes vaginales y lubricantes pueden mejorar los síntomas y además hoy en día contamos con terapias como el láser vaginal o el hialurónico inyectado en la vagina.

Invierte en ti y en tu autoestima

Y quiérete. Advierte a tu familia de lo susceptible que estás para que ellos no te tomen por una loca, si no por una mujer que está pasando de nuevo una “adolescencia especial”. Pero también debes aprender a disculparte cuando a los 5 segundos de pegar un grito tú misma te has dado cuenta de lo exagerada de tu reacción.

Recuerda que cada mujer vive esta etapa de una manera única y más que nunca hay que “personalizar” su enfoque, por lo que no te olvides de acudir a tu revisión ginecológica anual.

¿Te ha resultado interesante?

Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

Doctora en Medicina y Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología

Matilde Gómez Frieiro Experta en Ginecología Estética, Regenerativa y Funcional por la UB. Directora Médica del Gabinete Médico Ginecológico en Santa Cruz de Tenerife. Autora de diferentes artículos de la especialidad.

Web: www.gamegin.es

Somos un laboratorio fundado en 2014 con el objetivo de contribuir al bienestar de las personas a través de productos 100% naturales de alta calidad y avalados por miles de clientes.

Nuestro equipo de profesionales altamente capacitado posee una amplia experiencia en la creación y distribución de productos que mejoran el día a día de miles de personas de manera natural.

¿CÓMO COMPRAR CLIMAFORT®?

Online 983 34 44 55

cruz farmaciaCódigo Nacional: 177910.6

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

Pantalla de movil mostrando caja Climafort

NUESTRAS REDES SOCIALES

CLIMAFORT®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *