fbpx
Compártelo

Cuando llega la menopausia el cuerpo sufre una serie de cambios que pueden afectarte a varios niveles. Uno de ellos se refiere al plano íntimo: las relaciones sexuales y de pareja. Por ello en este artículo te damos tres buenos consejos para mejorar tus relaciones sexuales en la menopausia. ¡Menopausia y deseo pueden ir de la mano!

Todo sobre menopausia y deseo

Los cambios hormonales provocan diversos diversos síntomas como sofocos, insomnio o irritabilidad. Además, otro síntoma muy molesto del que no se suele hablar es la reducción de la líbido: el deseo sexual disminuye radicalmente y puede llegar incluso a desaparecer. Por eso, hay que aprender a cuidarse en cuanto a menopausia y deseo. Sin embargo, en contra de lo que transmiten muchos medios de comunicación y de lo que piensan muchas personas, el sexo a los 50 puede ser realmente placentero. Piensa que cuentas con una gran ventaja: la experiencia que tienes y que puedes aplicar tanto a tus relaciones sexuales como al resto de aspectos de tu vida. El fin de la etapa fértil de la mujer no es ni muchísimo menos el fin de la actividad sexual. El problema es que los cambios muchas veces suponen una crisis quye hace que abandonemos fácilmente. Por ello hoy queremos darte tres claves para que tu vida sexual sea satisfactoria también en la menopausia. Vamos allá. ¿Cómo podemos juntar menopausia y deseo? menopausia y deseo

Adiós a la sequedad ¡Hola lubricantes!

Es posible que a partir de una cierta edad notes que ante la excitación ya no lubricas igual. La falta de estrógenos (hormona sexual femenina que disminuye en la menopausia) puede provocar sequedad e inflamación. Además, la piel de la vagina se hace menos elástica, lo que puedes sufrir roces y hasta sangrados con las relaciones sexuales. Con este panorama, lo normal es que cada vez que se presente la oportunidad tu cuerpo sufra rechazo, ya que no quiere pasar por el trance de los dolores y las rozaduras. ¿Cómo solucionarlo? Utiliza lubricantes genitales. Actualmente hay muchos y de muy diversos tipos: los que imitan la textura del flujo vaginal, lo de sabores, los que dan frío… ¡O calor! Como ves, las posibilidades son casi infinitas. No te cortes, acude a una farmacia (o al sex shop 😉 ) e infórmate.

Para dar esquinazo a la amarga rutina, imaginación

Si tienes una pareja desde hace tiempo, es probable que la rutina haya hecho mella en vuestras relaciones. Esto les pasa a muchas parejas tengan la edad que tengan. Sin embargo, es posible que se acentúe un poco más en la mediana edad. ¿Por qué? Las razones son diversas: cambios hormonales, cambios en el cuerpo que tiende a ganar volumen (tanto en el hombre como en la mujer), cambios en el estado de ánimo y los dolores de los que ya habíamos hablado pueden dar como resultado una gran muralla que es difícil de atravesar. ¿Cómo solucionarlo? En primer lugar, es preciso verbalizar qué problemas son los que están afectando a nivel de pareja, cuáles son las inseguridades que crees que te están impidiendo disfrutar del sexo con libertad y aunar menopausia y deseo. En segundo lugar, debes echarle un poco de imaginación. Si la rutina os devora, ¡Salid huyendo de ella! Podéis buscar un nuevo lugar donde practicar sexo como la cocina, el salón, la bañera… ¿O qué tal buscar un hotel por una noche donde disfrutar de la libertad de un nuevo entorno? También podéis jugar a interpretar papeles y probar nuevas posturas.

Comunicación, serenidad y franqueza

Sí, hay que hablar de menopausia y deseo con total libertad y sin tabúes. Cuando llegas a una cierta edad, es posible que sientas que tu cuerpo ha cambiado, que ya no eres la misma. Como decíamos, los cambios en el cuerpo, en el aspecto de la piel y el pelo, ¡hasta en la vagina!, pueden hacerte sentir insegura de tus propias capacidades. ClimaFort comprarLo que tal vez no te has parado a pensar es en que a los hombres también les ocurre. Al llegar aproximadamente a los 50, pasan por su propia menopausia, la llamada andropausia. En ella, las glándulas sexuales masculinas disminuyen su actividad, lo que puede provocar una disminución de la líbido. Por otro lado, su cuerpo también cambia y empieza a perder densidad muscular y a acumular grasa. Esto puede incluir en su autoestima y en las relaciones sexuales. Finalmente, un aspecto que a los hombres les afecta especialmente es la pérdida de potencia sexual, que a día de hoy sigue siendo un tabú del que les cuesta mucho hablar. En caso de que tu pareja sea una mujer y tenga una edad similar a la tuya, es muy probable que entienda los cambios que estás atravesando ya que son los mismos que ella sufre. Sin embargo, la solución que vas a leer a continuación sirve tanto para parejas heterosexuales como homosexuales. ¿Cómo solucionarlo? Llegado a este punto, es muy importante entender que con el tiempo todo cambia. Ya no somos los mismos ni las mismas. Tu capacidad de adaptación te facilitará mucho la forma en que atraviesas esta etapa de transición. Es muy importante aplicar la comunicación y la naturalidad en este momento. Dejad a un lado los prejuicios y los tabúes. Hablad con franqueza, con sinceridad de vuestras inseguridades, de lo que os preocupa y de cómo podéis mejorarlo. Dedicaos tiempo como pareja ya que las actividades en común os acercan y facilitan que esa comunicación fluya. Volved a encontrar un espacio sólo para vosotros dos donde podáis ser vosotros mismos y os podáis re-conocer nuevamente. Marca-ClimaFort-insignia

¿Qué más puedo hacer para estar mejor?

Si estás en la premenopausia o en la menopausia, es posible que ya conozcas los numerosos síntomas que trae consigo: sofocos, insomnio, irritabilidad, ansiedad, sensibilidad, etc. Por ello es importante que te pongas manos a la obra, entendiendo qué ocurre en tu cuerpo para mantener tu calidad de vida. En ello puede ayudarte tu alimentación y tus hábitos diarios. Además, puedes ayudarte con un complemento natural como ClimaFort, destinado especialmente aliviar los sofocos y otros síntomas de la menopausia. ClimaFort es un complemento alimenticio que ya ha ayudado a miles de mujeres a regular sus niveles hormonales para recuperar la normalidad y aliviar los incómodos sofocos. Y si además de sofocos te preocupa el insomnio y no consigues descansar como deberías, puedes conocer el nuevo ClimaFort SUEÑO, una importante mejora sobre el ClimaFort tradicional que además de ayudarte a aliviar los sofocos eficazmente, contribuye a que consigas un descanso más profundo y placentero. Marca-ClimaFort-insignia Y tú, ¿Has notado cambios en la frecuencia y calidad de tus relaciones sexuales? ¿Sabes cómo unir menopausia y deseo? ¿Tienes algún otro consejo que quieras compartir con nosotras? Cuenta cuenta, como sabes, nos encanta saber de ti 😉    

¿Donde puedo encontrar ClimaFort®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
177910.6

También puede interesarte…

Síguenos en Facebook

Compártelo