fbpx
Compártelo

El síntoma más frecuente de la menopausia es la aparición de los sofocos y con ellos llega el sudor de los sofocos de la menopausia. Esa sensación de humedad que cubre tu cuerpo, haciéndote sentir incómoda y fuera de lugar.

El exceso de sudor o hiperhidrosis afecta a la mayoría de las mujeres entre los 45 y los 55 años, época que generalmente coincide con la etapa de la menopausia. Para evitar este sudor tan incómodo, lo más eficaz es acabar con los sofocos y mejor si lo haces de manera natural.

¿Cómo puedo combatir el sudor de los sofocos de la menopausia?

Para mitigar el sudor de los sofocos de la menopausia hay que atacar el problema de raíz aliviando los sofocos. Pero una vez aparece, también tienes una serie de trucos en tu mano para que el calor pase antes, el sudor no se note y sólo tú lo sepas.

Los sofocos aparecen en entre un 80 y un 95% mujeres entre aproximadamente los 45 y los 55 años. Es una época en la que la mayoría de las mujeres están en plena actividad tanto laboral como social y familiar. Por eso es importante que no pares tu vida debido a un detalle engorroso como este.

Como ya hemos comentado antes en el Blog Cuídate Menopausia, en esta época es especialmente importante que cuides tu alimentación, ya que es uno de los factores que van a determinar la frecuencia y la intensidad de tus sofocos.

En este artículo te contamos algunas de las acciones que están en tu mano para que no te sientas incómoda cuando aparece el sudor de los sofocos de la menopausia:

sudor de los sofocos de la menopausia

Que corra el aire

Cuando elijas tu ropa, procura que no te quede muy pegada al cuerpo. De esta manera permites que el aire entre tu ropa y tu cuerpo te mantenga más fresquita.

Además así cuando sudes, no se empapará tanto y facilitará tus movimientos. Como te imaginarás, esto se aplica tanto para verano como para invierno.

Adiós poliéster ¡Hola tejidos naturales!

El poliéster y similares son los grandes enemigos del sudor de los sofocos de la menopausia. Es un tejido sintético que no transpira y guarda todas las partículas con las que entra en contacto. Esto significa que en el momento en que empiezas a sudar, esas partículas se van a instalar entre los hilos y, adivina, van a oler fatal aunque laves la prenda.

Además, al no transpirar, te va a dar mucho más calor cada vez que tengas un sofoco y de hecho, puede incrementar tu sensación de calor general. Por eso, cuando vayas de compras acostúmbrate a leer las etiquetas con atención y deshecha las prendas con poliéster, derivados y mezclas.

Elige siempre ropa de tejidos naturales como el algodón, el lino o la seda. Así cuando tengas un sofoco, ayudarán a que el calor se vaya de tu cuerpo y te recuperarás antes.

Yo es que soy muy de rojos

Seamos sinceras, hay colores que es mejor evitar: los rojos, los grises, los azules. En tejidos con estos colores, la humedad y el sudor hacen que aparezcan grandes manchas oscuras en axilas, espalda o tripa y te hacen sentir tres veces más incómoda.

Por eso, elige colores como el blanco, el beige o el negro, en los que el sudor apenas se nota y te facilitarán moverte cómodamente sin pensar que los demás verán tu sudor.

Y te gusta el color rojo, póntelo en los labios, ¡Te verás fa-bu-lo-sa!

El tema capas es un básico

Seguramente ya lo haces, pero por si no se te había ocurrido, vestir en capas es un básico en la menopausia. ¿Por qué? Porque si te entra un sofoco, te quitas el abrigo, la chaqueta y hasta ese jerseicillo fino que te habías puesto por-si-acaso. Y te quedas en camiseta o en blusa como una señora aunque estés en pleno enero.

Y es que si los sofocos son incómodos, el sudor de los sofocos de la menopausia es lo peor del mundo, pero si encima llevas un jersey de lana de cuello alto… bueno, no necesitas que te lo expliquemos, ¿Verdad?

Y tú ¿Cómo te cuidas?

Finalmente, es muy importante que tengas en cuenta que hay ciertos hábitos que pueden provocar que tengas más sofocos, ¿Cuáles? Básicamente el alcohol, el tabaco y el picante. Por ello, si aún no lo has hecho, te recomendamos que no tardes mucho en dejarlos atrás.

Además, desde el Blog Cuídate Menopausia te recomendamos que hagas ejercicio con frecuencia, ya que eso pone en marcha tu metabolismo, reduciendo la frecuencia e intensidad de los sofocos.

Marca-ClimaFort-insignia

Una ayuda eficaz contra los sofocos

Los sofocos son el síntoma más incómodo de la menopausia. Y en la mayoría de las ocasiones vienen acompañados de insomnio, irritabilidad, ansiedad, sequedad vaginal…

Todo ello se debe a cambios hormonales que afectan a la vida cotidiana de las mujeres que atraviesan esta época.

Si te planteas cómo puedes estar mejor en esta época tan compleja, puedes conocer ClimaFort®.

ClimaFort® es un complemento alimenticio con ingredientes de origen 100% natural que ya ha ayudado a miles de mujeres a aliviar los sofocos de manera natural.

¿Cómo? Su fórmula única aporta los nutrientes que son más necesarios  en esta época vital para suavizar y aliviar los síntomas más molestos.

Y si sufres sofocos diurnos y nocturnos y el incómodo insomnio, puedes probar el nuevo ClimaFort® SUEÑO, cuya fórmula mejorada contribuye a aliviar los sofocos mientras que te ayuda a conciliar el sueño más fácilmente.

Marca-ClimaFort-insignia

Y tú, ¿Tienes algún truco para el sudor provocado por los sofocos? Cuenta cuenta…

¿Donde puedo encontrar ClimaFort®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
177910.6

También puede interesarte…

Síguenos en Facebook

Compártelo