fbpx

Si estás buscando un embarazo o acabas de conseguirlo, ya sabrás que tu cuerpo está a punto de pasar por cambios y procesos de alta exigencia nutricional.

Es por eso que los médicos y ginecólogos, apoyándose en multitud de estudios, aconsejan tomar vitaminas prenatales y suplementos antes y durante el embarazo.

La pregunta es: ¿Cómo elegir vitaminas prenatales que cubran todas las necesidades nutricionales de las futuras mamás?  

Hablando claro, ¿es necesario tomar vitaminas prenatales?

Todas las personas, futuras mamás, no futuras mamás hombres y niños necesitamos cumplir con un CDR, Cantidad Diaria Recomendada de vitaminas y nutrientes, para estar sanos.

Igual que un coche no anda si no tiene gasolina, nuestro cuerpo no funciona correctamente si tiene carencias nutricionales.

Si estás pensando en ser madre, la novedad es que esas cantidades diarias aumentan. Piensa que estás preparando tu cuerpo para crear una nueva vida desde cero.

Banner composición Concevit.

Por este motivo, para conseguir un embarazo en el que tanto el bebé como la madre estéis sanos, es necesario complementar tu dieta con un buen suplemento alimenticio que contenga exactamente lo que necesitas en esta fase.

Pero recuerda que ni las vitaminas prenatales ni los suplementos alimenticios de ningún tipo pueden suplir una dieta equilibrada. Son una ayuda para que no te falte de nada, sí, pero para que funcionen necesitas cuidarte y cuidar tu dieta.

Si has llegado hasta aquí, probablemente estés realmente interesada en encontrar las vitaminas más completas para preparar tu cuerpo para el embarazo.

Bueno, ¡pues no busques más! Ten, te regalamos un cupón de descuento, solamente por ser una de las lectoras de este blog. ¡Fácil!

Tu código es LECTORASCONCEVIT

Llévate un 10% de descuento en tu próxima compra de Concevit, las vitaminas prenatales más completas 😉 Sí, solamente por ser una de las lectoras de nuestro blog.
¿Quieres hacer la compra YA? ¡Genial! Pincha aquí 😉

¿Y cuáles son los nutrientes y las vitaminas que necesito si voy a ser madre?

Como es natural, durante las fases de preconcepción y gestación tu organismo tendrá unas necesidades nutricionales específicas, adaptadas a los cambios que se están produciendo en tu cuerpo.

Aunque para que tú bebé y tú estéis sanos es necesaria una combinación amplia de vitaminas y nutrientes, hay dos que adquieren una mayor importancia en esta fase: el ácido fólico y el hierro.  

¿Por qué tanto revuelo con el ácido fólico?

Si has estado leyendo sobre nutrición en el embarazo, nos apostamos algo a que habrás visto el ácido fólico por todas partes.

¿Sabes por qué es tan importante? El ácido fólico es esencial para el desarrollo del tubo neural, que es la estructura presente en el embrión que se convertirá en la médula espinal y en el cerebro del bebé. Por eso opinamos que no hay nada más importante.  

Dato curioso: el tubo neural se forma a partir del primer mes tras la concepción, cuando es habitual que las mujeres descubran que están embarazadas. Por eso es tan importante empezar a tomar ácido fólico antes de tener la confirmación del embarazo, ¡tan pronto como empiezas a buscarlo!  

Aquí puedes ver un vídeo impresionante sobre la formación del feto, semana a semana. Nos ha gustado este vídeo especialmente porque puedes apreciar muy bien la formación del tubo neural, para la que el aporte de ácido fólico es esencial.  

Además, debes tener en cuenta que el organismo de algunas personas no es capaz de hacer correctamente el proceso de absorción del ácido fólico. Es por ello que siempre tienen una carencia de esta vitamina.

Por suerte, algunos complementos alimenticios aportan la forma activa del ácido fólico, llamada folato, que permite su absorción directa sin necesidad de transformación.  

¿Y qué pasa con el hierro?

Lo que pasa con el hierro es que durante el embarazo se incrementa, y mucho, la necesidad de este mineral. O sea, que tu cuerpo te pide más hierro que nunca.

Es esencial asegurar que la madre tiene suficiente hierro para ella y para el bebé que crece en su interior, puesto que este ayuda a transportar el oxígeno y facilita el proceso de división celular.  

Recuerda que si tu consumo de hierro no es suficiente, puedes llegar a desarrollar anemia.

Parece fácil, ¿verdad? Lo malo es que la toma de hierro suele provocar efectos secundarios bastante molestos como mal sabor de boca (a metal), además de estreñimiento.

Para evitarlo, hay que tomar hierro microencapsulado, que elimina esas molestias gracias a su composición avanzada.  

Entonces, ¿es suficiente con tomar hierro y ácido fólico?

Nuestra respuesta es no. Si vas a ser mamá, lo primero es que aprendas a cuidarte: lleva una dieta equilibrada, haz ejercicio cada día y di adiós a los hábitos perjudiciales como el tabaco y el alcohol.

Además de llevar una vida saludable y suplementar tu consumo de ácido fólico y de hierro, hay otros nutrientes que son importantísimos.  

mujer embarazada

Omega 3: Muchos estudios indican que los ácidos grasos Omega-3, especialmente el conocido como DHA Omega-3, tiene un papel muy importante en el desarrollo del sistema nervioso, la retina y el cerebro de tu bebé.

Es importante suplementar el aporte de omega 3, especialmente si no eres una gran fan del pescado.

Yodo: ¡Que no falte! También necesitas yodo para asegurar el correcto desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé.

Zinc: Tener los niveles de zinc a punto se considera importante para la fertilidad y para tener un parto saludable.

Vitamina C: La vitamina C es esencial para que te sientas bien, y además te ayuda a absorber correctamente el hierro que necesitas.

Vitamina D: la vitamina D ayuda al crecimiento del feto y también a absorber el calcio para mantener tus huesos sanos.  

Otras recomendaciones para saber cómo elegir vitaminas prenatales

  •  Intenta elegir complementos en forma de cápsula blanda. Es muy habitual padecer náuseas en las primeras semanas del embarazo, por lo que te puede resultar más difícil e incómodo tragar una pastilla convencional.
  •  Elige los complementos que te aporten vitaminas de fácil absorción. De no ser así, puede que tu cuerpo no retenga los nutrientes que te estás tomando de todas formas.
  •  Ojo con la vitamina A: numerosos estudios demuestran que durante la preconcepción y el primer trimestre del embarazo, su suplementación no está recomendada, porque la vitamina A en grandes cantidades puede ser dañina para tu bebé.

Es decir, es un nutriente importante, pero se recomienda obtenerla de los alimentos (huevos, frutas de color naranja y amarillo y hortalizas de hoja verde) y no de un aporte extra en complementos alimenticios.

¿Qué tiene de especial Concevit®?

Ahora que ya sabes por qué son tan importantes los suplementos prenatales, es el momento de que conozcas Concevit®, ya que incluye:

✔ Además de ácido fólico y hierro, te aporta yodo, zinc, DHA Omega 3, +12 vitaminas y nutrientes necesarios

✔ Contiene folato, ácido fólico en su forma activa que permite una óptima absorción

Hierro microencapsulado

Cápsulas blandas, más fáciles de tragar  

¿Quieres saber más? Haz click en el botón de abajo 😉 .

¿Y ahora? ¿Ya tienes toda la información necesaria para saber cómo elegir vitaminas prenatales? Si aún tienes dudas puedes escribirnos un poco más abajo en comentarios, estaremos encantados de ayudarte 😍. O si lo prefieres puedes hacerlo a través de Facebook Instagram. Estaremos encantadas de charlar contigo 💙.

¿Te ha resultado interesante?
Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam.

Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

¿Cómo comprar Concevit®?

Online 983 34 44 55

Código Nacional: 194442.9

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

nuestras redes sociales

Concevit®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *