fbpx

La ansiedad es un trastorno cada vez más frecuente en el mundo actual. Parece que esta tendencia a sufrir estrés y angustia sigue creciendo… y no es de extrañar.

Llevamos una vida frenética, hemos perdido el contacto con la naturaleza y las exigencias externas son cada vez más poderosas. ¿Has sentido alguna vez los síntomas físicos de la ansiedad?

¿Qué se siente cuando tienes ansiedad?

Las sensaciones que la ansiedad provoca se podrían resumir así: tu cuerpo está en alerta, pero no tienes ni idea de por qué.

En realidad, la ansiedad es un mecanismo de defensa muy importante para la supervivencia. Es el encargado de hacer que huyas a todo correr si te encuentras un oso. Sin embargo, en la vida moderna no sueles correr delante de un oso, pero sí aún así puede que sufras palpitaciones, sudores y pánico.

Pieza-ajedrez-diferente---Sintomas-fisicos-ansiedad

No todas las “ansiedades” son iguales

Hay muchas formas de sentir ansiedad y este trastorno se manifiesta con síntomas de lo más diverso.

Algunas personas viven tranquilas hasta que un día tienen un ataque de pánico que no parece conectado con ningún acontecimiento concreto. Esta es la ansiedad que llega tras la gota que colmó el vaso y le pasa habitualmente a las personas que tienen dificultades para expresar sus emociones y sus preferencias.

Pero también hay personas que siempre han vivido más preocupadas que el resto, que no pueden pegar ojo la noche antes de una cita, de un examen o de una mudanza. Es una ansiedad generalizada que les acompaña siempre y que se puede convertir en una gran aguafiestas en sus vidas.

Y existen también quienes padecen ansiedad solamente durante un periodo de su vida en el que pasan por una experiencia difícil, una época estresante o se enfrentan a un reto de alta exigencia.

persona-caminando-por-el-desierto

¿Qué síntomas de la ansiedad existen?

La ansiedad puede manifestarse en forma de pensamientos negativos en bucle que te persiguen allá a donde vas. O puede tomar la forma de un insomnio recurrente. O puede ser que te ataque con sus múltiples síntomas físicos. ¿Conoces los síntomas físicos de la ansiedad?

Los síntomas físicos de la ansiedad más comunes

Cada persona convive con este trastorno a su manera y muchas de ellas consiguen incluso comprender su ansiedad, domarla y escuchar lo que estos síntomas intentan decirle. Pero para ello, el primer paso es saber reconocer los síntomas físicos de la ansiedad.

¿Dónde sientes la ansiedad?

¿Sabrías señalar la zona de tu cuerpo en la que la ansiedad pega fuerte? Vamos a contarte algunos de los síntomas físicos de la ansiedad más habituales. ¿Y tú, dónde la sientes?

En el estómago: Molestias estomacales

Tales como dolor en la boca del estómago, náuseas, malestar o incluso diarrea. La ansiedad ataca al sistema nervioso, por lo que es natural que el estómago sea una de las zonas peor paradas.

De manera literaria definimos al enamoramiento como “mariposas en el estómago”; las decepciones, como una patada en el estómago; los nervios, como una sensación de “estómago cerrado”. La ansiedad también sabe bien cómo ponerte el estómago bocabajo, y no es de extrañar.

En la garganta: Sensación de ahogo

Para algunas personas, los síntomas físicos de la ansiedad se concentran en la zona de la garganta: incapacidad para tragar, para coger aire o para respirar con normalidad. Algo así como una sensación de asfixia de lo más desagradable.

En el pecho: Opresión en el pecho

De hecho, muchas personas se asustan mucho cuando tienen ansiedad porque piensan que pueden estar sufriendo un problema cardíaco. No es para sorprenderse e que los más aprensivos puedan llegar a urgencias pensando que están sufriendo un infarto.

¡Pero nada más lejos! La ansiedad no mata. De hecho, no tiene la capacidad de hacerte más daño que ese enorme susto. La presión en el pecho es una respuesta de pánico repentino, pero es inofensiva.

En el corazón: Taquicardias

¿Recuerdas el ejemplo del oso? Si tienes que huir de un depredador, necesitarás un chute de adrenalina para poder correr a la máxima velocidad, mejorar tu visión espacial y ganar fuerza.

Esto es lo que hace la ansiedad: toda una inyección de adrenalina que puede provocar un gran aumento del ritmo cardíaco.

Eso sí, recuerda que no hay ningún oso. Las taquicardias son un síntoma «de lo más psicosomático», esto es, cuanto más te asustes, más durarán. Sí, es un círculo vicioso que solo podrás superar con un gran esfuerzo de autocontrol: respira profundo: la ansiedad no puede hacerte daño. Y así la taquicardia disminuirá.

En la boca: seca y pastosa

Si tienes ansiedad, posiblemente reconozcas esta sensación de viscosidad en la boca, como si acabases de correr una maratón sin una gotita de agua. Es desagradable, pero puedes combatirla bebiendo pequeños tragos de agua y haciendo ejercicios de respiración.

Estos son algunos de los síntomas físicos de la ansiedad más habituales, pero existen todo tipo de sensaciones relacionadas al nerviosismo propio de este trastorno: escalofríos, sudoración, mareos, hormigueos, temblores, etc. 

Cada persona es diferente y es posible que en tu caso, no tenga nada que ver con estos síntomas físicos o que sean suaves. Hay personas que se muerden las uñas casi hasta hacerlas desaparecer, o aprietan los dientes mientras duermen (conocido como bruxismo). Otras personas simplemente sienten un hambre voraz que les lleva a darse atracones de comida o hay a quien se le corta radicalmente el apetito.

Lo más importante es que no olvides que la ansiedad es, en realidad, inofensiva: no puede matarte ni derivar en ninguna enfermedad grave. Aprender a controlar la ansiedad es costoso y normalmente implica un largo proceso de autoconocimiento, pero también puedes aprender mucho a lo largo de este camino.

Infografía sobre los síntomas físicos de la ansiedad

La vida es estado de ánimo. ¡Disfrútala!

A menudo se sintomatiza físicamente la ansiedad que uno siente. Si este es tu caso, no te preocupes, puedes mejorar los síntomas contando con un complemento natural.


AnimaFort MULTI® es un complemento alimenticio elaborado con ingredientes de origen 100% natural que incluye: Extracto seco de azafrán (Affron®) con un alto contenido de los principios activos que controlan los estados de ansiedad y estrés. Es importante que sepas que la suplementación no sustituye una buena alimentación que es clave para sentirte bien por dentro y que se note por fuera.


Cientos de personas ya lo han probado. Te animamos a ver las opiniones de nuestros clientes que encontrarás a continuación.


Recuerda que es importante que también acudas a tu médico habitual y le cuentes tu situación para que teniendo en cuenta tu historial, te pueda aconsejar de la mejor manera posible.

Y si estás pasando por una época con ansiedad y quieres compartir tu experiencia, déjanos tu comentario un poco más abajo. Estamos encantados de conocer tu caso y de poder ayudarte.

También puedes seguirnos a través de nuestras redes sociales Facebook e Instagram para estar al corriente de las novedades, consejos… ¡y muchas cosas más!

¿Te ha resultado interesante?
Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam.

Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

¿Cómo comprar ANIMAFORT MULTI®?

Online 983 34 44 55

Código Nacional: 189492.2

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

NUESTRAS REDES SOCIALES

ANIMAFORT MULTI ®

111 comentarios de “Síntomas físicos de la ansiedad: y tú, ¿dónde la sientes?

  1. Darí dice:

    Hola tengo 31 años y estoy pasando por un estado de ansiedad muy fuerte , me da miedo comer por q siento que la comida me va a hacer daño , y cuando dejó de comer empiezo a sentir q no puedo tragar y eso me asusta mucho , ya he bajado de peso y me siento mal por eso ya no quiero sentir esto, por q me está dañando mentalmente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *