fbpx
Compártelo

En este post vas a encontrar 4 consejos prácticos para superar malos momentos, es decir, para que sepas cómo gestionar esas rachas en las que lo ves todo de color negro.

Empecemos por el principio: nadie, absolutamente nadie, es feliz todo el tiempo. De hecho, eso sería bastante preocupante.

Lo normal en cualquier mente sana es tener altos y bajos, rachas de alegría y optimismo y otras de tristeza y melancolía. He ahí el equilibrio y la sal de la vida, ¿no te parece? Sin los malos tiempos, no podríamos comparar para identificar los buenos.

“No he fracasado, he encontrado 10.000 maneras en las que esto no funciona” Thomas Edison

 

Cómo superar malos momentos, una guía de 4 pasos

Si tienes un día malo, lo más saludable es respetarte: llorar y te lo pide el cuerpo; si te apetece, puedes quedarte en casa aunque tengas una cita; o ponerte esa peli que te hace sentir tan bien aunque ya la hayas visto mil veces. Pero a veces esos días malos se convierten en semanas y parece que hace tiempo que no te sientes verdaderamente tú.

En esos casos, tienes que poner todo de tu parte para darle la vuelta a esta situación y volver a tomar a los mandos de tu vida. Nadie dijo que fuese fácil, pero sí es posible.

Allá van 4 consejos prácticos con los que superar malos momentos:

 

Una chica haciendo yoga en el muelle

1) Lo primero es lo primero: empieza por unos hábitos saludables

Esto seguramente lo hayas leído cien mil veces, pero es que no se puede construir una casa sobre cimientos que se tambalean.

La base de la buena salud mental está clara: una dieta saludable, un poquito de ejercicio cada día y dedicar algo de tiempo diario a actividades de ocio.

Esto se puede traducir en que comas un plato equilibrado, vayas a dar un paseo al parque más cercano (aunque sean 10 minutos de paseo, mañana igual consigues que sean 15) y, antes de dormir, leas unas cuantas páginas de un libro que te interese o te pongas una película que te haga reír.

Artículo 👉 6 alimentos que te ayudan a mejorar tu estado de ánimo

 

Una mujer hablando por teléfono

2) Pedir ayuda sí es una gran idea

A todo el mundo le cuesta a veces pararse y decir: “Ey, necesito que me echéis una mano”. Pero lo cierto es que es una manera verdaderamente eficaz de superar los malos momentos. Pídele a un amigo que vaya contigo a tomar un café o llama a un familiar y pregúntale si le gustaría comer, por ejemplo.

Puede parecer una barrera, un gran muro. Sin embargo, una vez lo digas, verás que siempre hay alguien dispuesto a echar una mano.

Si esto no da resultado, la ayuda profesional también cuenta. Prueba a ir a ver a un/a terapeuta, porque nadie tiene mejores herramientas para ayudarte en caso de que el día a día se te haga muy cuesta arriba.

 

Dos personas paseando en bici

3) Supera la inercia y no te pares

Quedarte un día en casa no tiene nada de malo, pero lo que no puedes permitir es que eso se convierta en un círculo vicioso. Salir de casa, apuntarte a planes con otra gente o ir a dar un paseo puede darte mucha pereza, pero ten por seguro que te sentirás un poquito mejor cuando vuelvas.

El sofá y las series pueden tirar de ti, pero tú eres más fuerte.

Artículo 👉 Por qué viajar ayuda a superar la ansiedad

 

Superar malos momentos

4) Céntrate en lo que sí puedes controlar

Ojo con las PREocupaciones: lo que todavía no ha pasado no debería causarte tanto malestar. Quizá, llegado el momento de enfrentarte a eso que te asusta, tengas nuevas herramientas con las que ahora no estás contando.

Y es que a veces aquello que más miedo da es precisamente lo que debemos hacer. Enfrentarte a lo que te asusta te hace más fuerte y te enseña que no era tan malo como pensabas.

 

Piensa en esta pequeña metáfora: vas por un camino y ves a lo lejos un barranco. Puede que pienses que jamás serás capaz de llegar al otro lado, que de un salto es totalmente imposible.

Pero sigues andando y, cuando llegas al borde del barranco, te asomas y descubres que hay un puente colgante que era imposible ver desde la distancia.

Las malas rachas pasan, son algo temporal. Como ya sabes, después de la tormenta siempre llega la calma. Así que intenta no desesperar, porque seguro que muy pronto puedes mirar atrás y ver todo lo que aprendiste durante este bache.

 

¿Necesitas una ayuda extra para sentirte mejor?

Una caja de animafortLos problemas no se resuelven solos, pero si puedes pensar con claridad te resulta más fácil enfrentarte a ellos.

Si este es tu caso, puedes conocer AnimaFort MULTI: una ayuda natural para empezar a ver las cosas de otro color.

AnimaFort MULTI es un complemento alimenticio elaborado a partir de extractos de plantas y vitaminas, que te ayuda a combatir los síntomas de la ansiedad.

Las personas que ya han probado AnimaFort MULTI aseguran que se sienten más tranquilas, con menos ansiedad y  con la mente más despejada 🙂

¿Y tú? ¿Has experimentado ya con alguno de estos consejos? ¿Tienes algún otro truco que te haya funcionado y quieras compartir? Cuéntanoslo en los comentarios, ¡nos encanta leerte!

¿Donde puedo encontrar AnimaFort MULTI®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
189492.2

También puede interesarte…

Síguenos en Facebook

Compártelo