fbpx

Embarazo ectópico: todo lo que necesitas saber en una sola guía

El embarazo es uno de los momentos más hermosos en la vida de una mujer, pero también uno de los más estresantes. Son muchas las dudas que os asaltan, ya que el cuerpo experimenta muchos cambios y algunas os preguntáis: ¿estará todo bien?

Lo más probable es que vuestro embarazo se esté desarrollando con total normalidad y muy pronto podréis saludar a esa personita tan especial. Pero tristemente, hay veces que surgen complicaciones para el feto que impiden su completo desarrollo 😔.

No queremos asustaros, pero sí informaros de un tipo de embarazo que, aunque no es muy común, puede ocurrir: el embarazo ectópico, también conocido como embarazo extrauterino. 

¿Qué es el embarazo ectópico?

Como muchas ya sabéis, el embarazo se desarrolla dentro del útero. Normalmente, el proceso es el siguiente: el óvulo que queda fecundado viaja a través de las trompas de Falopio y se divide en más células.

Unos tres o cuatro días después de su fecundación, todas estas células en las que se ha dividido forman una especie de bola que llega al útero. 

El embarazo propiamente dicho comienza cuando esta bolita de células queda fijada en la pared del útero, lo que se conoce como implantación.

Sin embargo, en los embarazos ectópicos el óvulo fecundado se adhiere a otra parte del cuerpo. Lo más habitual es que se quede en las trompas de Falopio, pero también es posible que el óvulo se adhiera al ovario o a otro lugar del abdomen.

En otras palabras, el embarazo ectópico es un embarazo que se desarrolla fuera del útero, y se diagnostica en 2 de cada 100 mujeres embarazadas. Aunque el embrión crece, no llega a formarse un feto sano al no encontrarse en el útero.

Esto hace que durante el embarazo las trompas de Falopio puedan romperse si se estiran demasiado, llegando a causar una hemorragia interna, infección, y en algunos casos más graves, la muerte.

Tristemente cuando esto ocurre no se puede continuar con el embarazo, ya que puede comprometer la salud de la madre.

Factores de riesgo

Hay varias circunstancias, y no siempre se conocen a la perfección. Sí se sabe que hay factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir un embarazo ectópico. Estos son algunos:

El tabaco es una de los factores que incrementan las posibilidades de un embarazo ectópico.
  • El tabaco. Es una de las sustancias más nocivas para nuestro cuerpo, ¡qué decir para el feto! Además de estar relacionado con un montón de problemas más, es uno de los factores de riesgo del embarazo ectópico. 
  • Haber tenido una enfermedad pélvica inflamatoria. Las posibilidades de un embarazo ectópico aumentan si se ha sufrido alguna infección del aparato reproductor, que pueden tener su origen en enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Tener un defecto congénito en las trompas de Falopio
  • Padecer de endometriosis.
  • Haber realizado una ligadura de trompas o haber pasado por una cirugía para revertirla.
  • Algunos médicos también señalan que el uso del Dispositivo Intrauterino (DIU) puede aumentar el riesgo de sufrir un embarazo ectópico.
  • Embarazos a partir de los 35 años. Se ha observado que el embarazo ectópico es más común en mujeres que superan esta edad.
  • Si ya has tenido un embarazo ectópico con anterioridad hay más posibilidades de que vuelva a suceder. 

¿Qué síntomas tiene un embarazo ectópico?

Los síntomas son variables: náuseas, vómitos, mareos, desmayos o dolor en la zona del hombro. Pero los más importantes es posible que no se presenten hasta que la estructura del embrión se rompa.

Cuando esto sucede, la mayor parte de mujeres experimentan una hemorragia vaginal, cólicos o dolor en la parte baja del abdomen, o ambas.

Puede tratarse de un dolor agudo localizado en un lado, y después extenderse por el abdomen, empeorando cuando se hace un esfuerzo. 

Uno de los síntomas más comunes del embarazo ectópico es un fuerte dolor en la parte baja del abdomen.

Cuanto más tarda la estructura en romperse, más peligro implica para la madre. Sin embargo, un motivo de alivio es que los embarazos ectópicos suelen tratarse antes de que dicha estructura se rompa, y la salud de las madres no suele verse comprometida gracias a las pruebas médicas que se realizan. 

Diagnóstico

El proceso de diagnóstico del embarazo ectópico pasa por varias fases: 

  • Un análisis de sangre u orina para comprobar los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). Con este examen se confirma la existencia del embarazo.
  • Tras confirmar el embarazo, a las 5 o 6 semanas se realiza una ecografía para determinar que el embrión esté correctamente situado en el útero. 
  • Cuando los niveles de hCG en sangre son menores a 1800 mUl/mL y en la ecografía se ve el útero vacío es cuando se sospecha de un embarazo ectópico. A partir de aquí se le realizarán a la madre distintas pruebas y/o exploraciones ginecológicas para confirmar el diagnóstico.

La mayor parte de los embarazos ectópicos se detectan a través de una ecografía.

¿Cómo se trata?

Como en los embarazos ectópicos el feto apenas tiene posibilidades de desarrollarse y además implican riesgos para la salud de la madre, se recurre a la interrupción del embarazo.

Existen dos procedimientos principales: uno es la administración de un fármaco (metotrexato) para interrumpir el desarrollo del embrión. Tras esto se le realizarán varios análisis de sangre a la madre para comprobar que todo ha ido con normalidad.

Si no fuese el caso, se recurrirá a la cirugía mediante laparoscopia, en las fases tempranas del embarazo, o a la laparotomía en situaciones más complejas.

¿Puedo quedarme embarazada después de un embarazo ectópico?

En la mayor parte de casos las mujeres que han sufrido de un embarazo ectópico pueden volver a quedarse embarazadas, pero será muy importante el tratamiento que se haya recibido y el estado de las trompas de Falopio. Si éstas han sufrido daños, tienen cicatrices o incluso se ha extraído una de ellas, será más difícil lograrlo. 

Banner composición Concevit.

Pero difícil no significa imposible, y con la atención médica y la suplementación adecuadas muchas mujeres vuelven a sentirse seguras para intentarlo de nuevo.

Sabemos que la pérdida de un embarazo es sin duda una experiencia muy difícil para la que es imprescindible tomarse un tiempo para permitirse estar triste, descansar mucho y recuperarse mentalmente para dar otra vez el paso. Os mandamos todo nuestro apoyo y cariño.

¡Ánimo, luchadoras!

¿Estás en búsqueda de embarazo y tienes dudas? ¿Quieres contarnos tu experiencia? Puedes charlar con nosotras a través de nuestras redes sociales: encuéntranos en Facebook y en Instagram, o si lo prefieres puedes escribirnos un comentario más abajo. Estaremos encantadas de charlar contigo 😊.

¿Te ha resultado interesante?

Contenido revisado por el equipo de nutricionistas de Laboratorios Niam. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un médico o especialista.

  • Otros artículos
Equipo de redacción de Laboratorios Niam

Somos un laboratorio fundado en 2014 con el objetivo de contribuir al bienestar de las personas a través de productos 100% naturales de alta calidad y avalados por miles de clientes.

Nuestro equipo de profesionales altamente capacitado posee una amplia experiencia en la creación y distribución de productos que mejoran el día a día de miles de personas de manera natural.

Más info sobre: Laboratorios Niam
Youtube: Laboratorios Niam

¿Cómo comprar Concevit®?

Online 983 34 44 55

Código Nacional: 194442.9

*De lunes a jueves: 10 - 17h. Viernes: 10h - 15h

nuestras redes sociales

Concevit®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *