Compártelo

Tras el verano es posible que tu piel y tu cabello hayan sufrido un poco más de lo habitual. El sol, el agua de laClimaFort comprar piscina, trasnochar, madrugar, los cambios alimentarios, los viajes en avión, etc. pueden afectar a la salud y aspecto del cutis maduro (especialmente en el rostro) y de tu cabello. Por eso, queremos contarte cómo hidratar la piel madura en verano.

Por ello es preciso dedicarles un cuidado especial en los primeros días de vuelta a la rutina. Adoptar de nuevo unos hábitos saludables, utilizar productos específicos y ser constante te ayuda a mantener tu piel y cabello saludables por más tiempo.

 

Aprende a hidratar la piel madura en verano

Si estás acostumbrada a cuidarte, no te costará mucho seguir estos consejos que te ayudarán a hidratar la piel madura en verano y a mejorar el aspecto de tu cutis. Si no tienes hábitos dedicados a cuidar el aspecto de tu piel, nunca es tarde para empezar.

Lo más inmediato tras los daños del verano es atacar por dos frentes: deshidratación y manchas provocadas por la exposición solar. Para ello, puedes observar tu piel y detectar sus necesidades. En este artículo hablaremos sobre cómo tratar la deshidratación en las pieles maduras, ya que el verano afecta especialmente a este aspecto del cutis.

La deshidratación afecta especialmente a las pieles más finas y que tienen tendencia a la sequedad. En ellas, aparecen antes las arrugas, por lo que es importante utilizar productos específicos para hidratar, nutrir y prevenir.

hidratar la piel madura en verano

Primer paso: analiza las causas de la deshidratación

A partir de los 40 años aproximadamente, el cuerpo femenino sufre un descenso de estrógeno y progesterona que le afecta en distintos aspectos, como por ejemplo, la calidad y aspecto de la epidermis. La piel se vuelve más fina y va perdiendo agua progresivamente .

Debido a ello, se disminuye la síntesis de colágeno por parte de la piel, que se vuelve más seca. Aparecen las primeras arrugas, especialmente alrededor de la boca y los ojos. También se empiezan a notar los primeros signos de flaccidez y la piel se vuelve un poco más fina.

Por otro lado, las actividades veraniegas como la piscina, tomar el sol o los viajes en avión hacen que la piel pierda gran parte del agua que la mantiene fresca. Además, el tiempo cálido y seco reseca especialmente la piel.

Por tanto, nos encontramos ante una piel madura fina que ha sufrido los daños del verano y necesita un extra de hidratación y nutrición. Pero no todo son malas noticias: en tu mano hay muchas acciones que puedes llevar a cabo para revertir esos daños. Vamos allá con los cuadados para hidratar la piel madura en verano.

Cuidados profesionales para hidratar la piel madura en verano

Es preciso reparar los daños del verano y preparar el cutis para la temporada otoñal. Por ello es recomendable acudir a un centro de estética donde te hagan una limpieza de cutis que incluye varios pasos: limpieza profunda, extracción (puntos negros, granitos, etc.) peeling, mascarilla e hidratación/nutrición específica.

La ventaja de los tratamientos profesionales es que están adaptados a las necesidades específicas de tu piel. Tu cutis vuelve a respirar de nuevo porque se eliminan las células muertas, reparas daños, hidrata en profundidad y retrasas la aparición de nuevas arrugas.

La limpieza de cutis debería hacerse como mínimo dos veces al año: una tras el verano y otra en primavera, para preparar la piel de cara a los meses estivales.

La noche es tuya

Una vez has pasado la limpieza profesional, es hora de establecer rutinas enfocadas a hidratar la piel madura en verano y mantener la piel en las mejores condiciones. La noche es tu mejor aliada para recargar tu piel de hidratación y nutrición. Esas 7 u 8 horas que pasas durmiendo pueden servirte para alimentar tu cutis.

Tras la limpieza y tonificación, puedes aplicarte una  crema de tratamiento. Desde el Blog Cuídate Menopausia, para hidratar la piel madura en verano te recomendamos especialmente aquellas que tienen componentes como vitaminas A, C y E, ácido hialurónico, manteca de karité y rosa mosqueta.

Y el día, también

Durante el día tu cutis sufre diversas agresiones: luz solar, contaminación, estrés, frío, sequedad por la calefacción o aire acondicionado, etc. Esto provoca que se marquen aún más las arrugas y que se refleje la fatiga en el rostro.

Para prevenir estos daños, elige una crema de calidad (¡Ojo! Que tenga calidad no significa que sea cara. Los expertos recomiendan no gastar más de 40 € en una crema facial de tratamiento) y que cubra tus necesidades de hidratación sin crear un exceso de grasa ni brillos indeseados.

Por ello, elige cremas que tengan agentes antienvejecimiento como retinol y ácido hialurónico. Además, por encima de tu loción diaria utiliza un protector solar. Escoge los que tengan más de 30 spf en los meses de otoño e invierno y 50 spf para primavera y verano .

La regla de los tres pasos

Probablemente llevas aplicándola toda la vida, pero en caso de que no la conozcas, te la contamos porque nunca es tarde para empezar. Esta regla es muy sencilla: limpieza, tonificación e hidratación/nutrición.

Cada día por la mañana y por la noche debes seguir estos tres pasos, no sólo al final del verano sino durante todo el año. Los tres pasos se aplican te hayas maquillado o no. Aunque pienses que tu piel está limpia, acumula restos de polvo, contaminación, sudor y bacterias que seguro que no quieres que te acompañen en tu actividad diaria.

Esta es la forma continua de mantener el equilibrio y la salud natural de la piel de rostro y cuello.

Peeling y mascarillas: tu momento

Una o dos veces a la semana, reserva un tiempo para ti y hazte una limpieza de cutis casera. Sigue los siguientes pasos:

  • Limpieza
  • Peeling o exfoliación
  • Mascarilla
  • Tonificación
  • Hidratación y nutrición

De esta forma, eliminas las células muertas que van apareciendo y dejas visibles las nuevas capas de la piel. Además, con la mascarilla aportas un extra de hidratación. Existen numerosas mascarillas para hidratar y nutrir la piel. Incluso algunas puedes dejarlas toda la noche actuando y en la limpieza matinal.

Te recomendamos las que incluyen manteca de karité o rosa mosqueta, mejor si son ecológicas. Si prefieres hacerla tú misma, una mascarilla de yogurt natural y miel dejará tu piel ultrahidratada. Pruébala y verás.

Cuida tu alimentación

Los fritos, los alimentos procesados, los azúcares añadidos, los refrescos azucarados o el alcohol taponan y envejecen tu piel. Cuida tu alimentación y te verás más que estupenda. Puedes ver los consejos sobre alimentación en este artículo.

Agua, agua y más agua

Si sabes que tu piel pierde agua, ¿Por qué no la repones? Bebe al menos dos litros de agua al día. Además de depurarte por dentro, hará que tu piel se vea más fresca, elástica y luminosa.

Si el agua te cansa, puedes elegir alternativas naturales como infusiones de manzanilla, verbena o melissa, que además te ayudan a descansar mejor por la noche.

¿Donde puedo encontrar ClimaFort®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
177910.6

También puede interesarte…

Síguenos en Facebook

Compártelo