fbpx
Compártelo

Si tienes Síndrome de Ovarios Poliquísticos es posible que te toque convivir con el acné hormonal provocado por el exceso de testosterona propio de este trastorno.

El acné hormonal se caracteriza por la aparición de granos muy arraigados y con quistes y las medidas tradicionales no siempre sirven para acabar con él, ya que su causa es más profunda que un simple exceso de grasa.

Aparece especialmente en las mejillas, alrededor de la boca, el cuello y la espalda. En los casos más acentuados, puede tener presencia en todas las partes del rostro.

La mayoría de las mujeres sufren granitos en determinados momentos de sus vidas: adolescencia, embarazos, menopausia y en general, antes de que les baje la regla. En el caso del SOP, el acné se puede acentuar y ser recurrente a lo largo del tiempo.

mujer-cientifica-investigando

¿A qué se debe el acné hormonal?

El acné hormonal se debe en la mayoría de los casos al exceso de testosterona tan propio de las mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos. Por tanto, seguro que ya te imaginas cómo empezar a trabajar para acabar con el acné: reduciendo esos niveles de testosterona.

En esta artículo vamos a hablar principalmente de dos formas de acabar con él: desde dentro, trabajando tus niveles hormonales, y desde fuera, con una higiene y hábitos de salud específicos. Eso sí, siempre desde un enfoque natural.

Mano-con-espuma

Cómo acabar con el acné hormonal

Sueñas con una piel lisa y sin imperfecciones. Pues como te imaginarás eso requiere esfuerzo y constancia. Pero no te vengas abajo: el resultado merece muchísimo la pena.

Bandeja-de-madera-con-cosmeticos-naturales

Cómo tratar el acné hormonal desde dentro: 

Si lo que causa el acné hormonal son, obviamente, las hormonas, lo más importante es enfocar tus esfuerzos en mejorar esos niveles hormonales, ¿verdad? Pues no es una labor facilona, pero sí es accesible a TODAS.

Sólo tienes que poner un poco de tu parte, convencerte de que puedes hacerlo y ponerte manos a la obra.

plato-de-ensalada

1. Alimentación: lo que

Verduras y hortalizas en general, especialmente aquellas que tengan que un menor índice glucémico: espinacas, canónigos, rúcula, escarola, brócoli.

Con las frutas lo mismo, bajo índice glucémico como: manzana, pera, fresa, naranja, mandarina. Y a ser posible, siempre de temporada.

complemento alimenticio natural SOPLas carnes blancas como pollo, conejo… y pescados azules y blancos también pueden ayudarte.

Además, hay una serie de alimentos que te ayudan a reducir la testosterona de manera natural. Te contamos cuáles son aquí. 

También te ayudará complementar tu alimentación con PCOS, que contribuye a reducir los niveles hormonales de manera natural. Con ello, además de contribuir  a regular tu regla, consigues aliviar otros síntomas del SOP como la alopecia androgenética, el hirsutismo o el acné hormonal.

botón de opiniones pcos

Que-no-debes-comer-si-tienes-acne-hormonal---pollo-frito

2. Alimentación: lo que no

Evita lácteos, especialmente los más grasientos (queso, leche entera, etc.). Mejor si los sustituyes por lácteos de oveja o de cabra o por productos vegetales (arroz, avena, etc).

¡Ah! Good news: aunque no lo creas, el chocolate no es perjudicial para el acné como se suele pensar. Lo malo del chocolate es la leche y el azúcar añadidos. Si eliges un chocolate al 70 u 80% de cacao, eliminas un porcentaje alto de aditivos innecesarios. Seguro que una onza al día te ayuda a sentirte mejor, ¡que también hay que ser feliz!

Por lo demás, seguramente ya lo sepas, pero te lo recordamos: evita alimentos procesados, aquellos que tienen aditivos (colorantes, conservantes, saborizantes, etc.), los que llevan azúcares añadidos, los fritos, la bollería industrial, etc.

Es decir, consume alimentos frescos, los de mercado de toda la vida, y evita aquellos que tengan varios ingredientes y que vienen empaquetados. Para reconocerlos, puedes leer las etiquetas. Te vas a sorprender de la enorme cantidad de productos que pensabas que eran saludables y en realidad, son lo peor. 

¡Ah! El alcohol y el tabaco tampoco son amigos de tu piel. Tenlo en cuenta.

Mujer-en-la-banera

3. Tu bienestar mental

El estrés, la ansiedad, la vida moderna y la polución no ayudan a que tu piel luzca sana y limpia. Y dirás, ¿Y cómo evito yo todo eso? Vamos por partes:

  • El estrés y la ansiedad son problemas importantes y que pueden provocar o agravar el acné. La buena noticia es que hay maneras de solventarlos. Dedícate tiempo a ti misma, busca momentos de relax, queda con amigos, sal a pasear, busca un buen libro que te mantenga entretenida y cuida tu alimentación. Hay formas de comer que te ayudan a mejorar esos estados de ánimo complejos y adivina… son muy similares a los recomendados para el SOP.
  • La polución obstruye lo poros y quita la luminosidad natural de la piel. Además, también puede agravar el acné. Por ello, los consejos de limpieza que encontrarás más abajo te va a resultar muy útiles. Un truquillo: incrementa los antioxidantes en tu dieta. Los encuentras por ejemplo en zanahorias, té verde, frutos secos, en el ajo y en la cebolla.

Mujer-jugando-al-hockey-sobre-hierba

4. Mueve ese cuerpo serrano

Más allá del tema del peso, tu salud agradece infinitamente que hagas ejercicio. Pones en marcha tu metabolismo, que es lo mismo que decir que engrasas la máquina de tu cuerpo para que funcione mejor.

Al menos media hora de ejercicio al día te ayuda a encontrarte mejor y a limpiar tu cuerpo de toxinas.

Además mejora la circulación, incrementa el nivel de oxígeno en sangre, ayuda a reducir el estrés y también los niveles de sebo y grasa que, en parte, provocan el acné. ¿Necesitas más razones?

Cómo tratar el acné hormonal desde fuera:

Además de cuidar tu cuerpo por dentro intentando reducir tus niveles de testosterona, los cuidados externos de la piel también te van a ayudar a mejorar su aspecto localmente. Te contamos qué cuidados específicos necesitas aplicar:

olas-de-mar-transparentes

1. Limpieza diaria

Cuando sufres acné, la limpieza diaria es vital para acabar con las bacterias que se reproducen en tu piel. Lleva a cabo una limpieza cada mañana y cada noche. Para hacerlo, te recomendamos buscar los productos más adecuados para ti: agua micelar o jabón.

Evita cremas limpiadoras ya que suelen tener una base grasa que no te ayuda mucho. Elige productos naturales, con pocos ingredientes para asegurarte de que no resecarán, ni irritarán tu cutis con aditivos innecesarios.

La constancia es tu mejor amiga en este caso. Y recuerda que no es necesario que te hayas maquillado para limpiarte la cara. Estas limpiezas ayudan a eliminar partículas de polvo, humo, grasa de la propia piel y un montón de sustancias que ensucian cada poro de tu piel.

Mujer-de-espaldas

2. Tonifica e hidrata

Tras la limpieza, utiliza un tónico que te ayude a equilibrar la piel y a prepararla para el mejor aprovechamiento de la crema hidratante.

La mayoría de los que hay en el mercado tienen alcohol y otros ingredientes que pueden ser nocivos. Por eso, puedes utilizar infusión de manzanilla, agua de rosas o aloe vera. Y si los metes en la nevera te darán un plus de frescura.

Respecto a la crema hidratante, tienes que buscar la que mejor se adapte a tus necesidades. La oferta es inmensa, por lo que lo recomendable sería empezar por un producto específico para el acné y según vayas mejorando, ir probando hasta encontrar la que mejor te equilibre sin engrasar ni resecar.

Seguramente te pueden ayudar en tu farmacia más cercana, especialmente si te dan testers gratis para que puedas probar diferentes productos sin gastarte una millonada en cremas que no sabes si te van a ir bien.

mujer-tocandose-la-cara

3. Cuidados frecuentes

Además de los cuidados diarios, hay una serie de medidas que puedes aplicar a tu día a día:

  • Una o dos veces a la semana puedes aplicarte una mascarilla de arcilla blanca, que ayuda a equilibrar la piel de manera natural.
  • Cambia la sábana de la almohada frecuentemente para evitar que las bacterias que ya tienes regresen a tu piel.
  • Utiliza una toalla exclusiva para tu cara, no la compartas con nadie más y tampoco utilices la del cuerpo, las manos o el pelo. También deberías cambiarla con frecuencia.
  • Bebe mucha agua.
  • No te toques la cara y mucho menos, los granos. Si la tocas con frecuencia, lo que haces es ensuciarlos y facilitar que se infecten. Si tienes granos que te resultan especialmente molestos, acude a un centro de estética a que te hagan una limpieza de cutis específica. Allí podrán limpiarte en profundidad para que empieces a aplicar todos los hábitos que te recomendamos en este artículo.

SOP-PCOS

¿Te ha gustado este artículo? Puedes dejarnos tus dudas en Comentarios o en nuestras redes sociales: Instagram y Facebook. 

¿Donde puedo encontrar PCOS®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
177898.7

También puede interesarte…

Adelgazar con SOP, ¿Misión imposible?

Ayuda a regular tus reglas Ver más Ver más En chicas con Síndrome de Ovarios Poliquísticos es muy frecuente que haya una tendencia al sobrepeso. ¿Sabes por qué? Se debe a la resistencia a la insulina que sufre un alto porcentaje que las mujeres...

leer más

Síguenos en Facebook

Compártelo