Compártelo

Ante un diagnóstico de SOP, hay algunos errores que se repiten y que pueden dificultar que puedas encontrarte mejor. Por ello, hemos reunido los tres más frecuentes para que puedas reconocerlos. Al detectarlos fácilmente, si tú también los estás cometiendo podrás buscar la forma de evitarlos para encontrarte mejor.

No informarte lo suficiente

Este error es el más común de todos. La historia es un clásico: vas al médico por oligomenorrea (regla irregular) o amenorrea (ausencia de regla), tras las pruebas pertinentes, te comentan que tienes ovarios poliquísticos, te recetan la píldora anticonceptiva y la tomas durante años sin plantearte por qué.

Por supuesto, nadie te ha informado de qué ocurre en tu cuerpo, cuáles son las causas y consecuencias del SOP y cómo debes cuidarte para estar bien. La píldora anticonceptiva simplemente has hecho que tus síntomas se suavicen y te encuentres algo mejor.

Tras muchos años con el anticonceptivo hormonal, un día decides tener hijos y dejar de tomarla pero ¡Sorpresa! La regla no aparece por ninguna parte. Te cuesta quedarte embarazada y empiezas a investigar por tu cuenta.

Así descubres que tu tendencia a ganar peso, o ese incómodo acné o la caída excesiva del cabello que nunca has conseguido evitar se deben al SOP. Pero como no lo sabías, no has podido buscar una solución apropiada antes.

Y encima, empiezas a impacientarte porque te está costando quedarte embarazada más de lo que pensabas: no controlas cuándo son tus días fértiles, no sabes si estás ovulando y desconoces el estado de tus ovarios.

¿Cómo solucionarlo?

Estés en la etapa que estés, es muy importante que te informes bien de qué ocurre en tu cuerpo. Conoce los desajustes hormonales, aprende acerca de la resistencia a la insulina y procura adoptar los hábitos que mejor te sientan.

Si sabes qué está ocurriendo, puedes poner las medidas necesarias para mejorar tus niveles hormonales y con ellos, los síntomas. Lo cual nos lleva al siguiente error.

Tratar los síntomas y no sus causas

Seguro que también te suena: tienes hirsutismo y acudes a la depilación dos veces al mes o directamente te haces el láser pero… te vuelve a salir el vello una y otra vez.

O te gastas medio sueldo en champús y ampollas anticaída para evitar que tu melena se reduzca a pasos de gigante. El primer mes te notas pelazo pero… ¿Por qué se vuelve a caer tras unas semanas?

O bien intentas acabar con ese incómodo acné: limpiadores, cremas, limpiezas de cutis y un largo etcétera que resulta ultra-frustrante.

¿Y qué decir del peso? Tal vez siempre hayas tenido sobrepeso y por muchas dietas que hayas hecho, nunca conseguías bajar más de dos o tres kilos. Y una vez los perdías, los recuperabas inmediatamente. Con un par de kilos más. De regalo.

¿Te suena alguna o varias de ellas? Es una historia eterna y seguir por ese camino no te va a ayudar a estar mejor. Veamos: estos síntomas están causados por un desajuste hormonal. Las mujeres con SOP tienen los niveles de testosterona (los andrógenos, que son hormonas sexuales masculinas) excesivamente altos.

Esto puede provocar hiperandrogenismo: muestras externas de características físicas masculinas como vello corporal y facial o alopecia androgénica.

Además, en un alto porcentaje de los casos hay también resistencia a la insulina. Esto significa que el páncreas no genera suficiente insulina. La insulina sirve para convertir los azúcares que consumes en energía.

Si tu cuerpo no crea suficiente insulina, los azúcares que consumes no se convierten y se quedan en la sangre ¿Consecuencias? Entre otras muchas, que engordas más de lo debido con cualquier cosilla que comes.

Lo más habitual es que cuando una mujer es diagnosticada de SOP, se le recete la píldora anticonceptiva. Esto duerme los síntomas, pero es un parche que a la larga puede ser contraproducente.

¿Cómo solucionarlo? 

Alimentación Sindrome ovarios poliquisticos

Cuidar tu alimentación te ayudará a aliviar los síntomas más frecuentes del SOP

Seguro que ya te lo has imaginado: trabaja para regular tus niveles hormonales disminuyendo los andrógenos y mejorando la resistencia a la insulina.

De esta forma estarás más sana porque habrás desactivado tu SOP. Y el bonus track tampoco está mal: los síntomas mejorarán notablemente.

Esto se traduce en: el ritmo de crecimiento del vello se reduce, por lo que la depilación empieza a ser eficaz. El acné mejora notablemente y el cabello está más fuerte y se cae menos.

Y respecto al peso, te puedes imaginar: si consigues mejorar los niveles de azúcar en sangre, las medidas que tomes te ayudarán a bajarlo de verdad y de manera permanente.

¿Y cómo debes hacerlo? Lo primero, adopta hábitos saludables en tu alimentación. Consume los alimentos que mejor te sientan y evita los que te hacen peor. Si fumas, déjalo ya: el tabaco contribuye a incrementar los niveles de testosterona. Y ayúdate con un complemento alimenticio de calidad que te dé el último empujón en tu misión de equilibrar tus niveles hormonales.   

Hacer una dieta no específica

Como te comentábamos, si tienes sobrepeso es posible que se deba más a los desequilibrios hormonales que a tus hábitos alimenticios. Sin embargo, si no eres muy consciente de ello es posible que hagas dietas que no son específicas para el SOP.

Lo que consigues con ello es que tu cuerpo reaccione al revés de lo que pretendías. Por ejemplo, posiblemente sepas que los lácteos y las harinas blancas no le sientan bien a tu SOP. Si haces una dieta en la que restringes alimentos pero que incluye alguno de estos dos tipos, es posible que alteres más de lo habitual tus niveles de testosterona.

¿Cómo solucionarlo?

Desde el Blog Cuídate SOP te recomendamos que en lugar de hacer dietas genéricas, adoptes hábitos de vida saludables. Una alimentación 100% enfocada a tus necesidades y la práctica habitual de ejercicio físico pueden ayudarte a equilibrar los niveles de testosterona de manera natural.

Conoce qué necesita tu organismo y dáselo sin contemplaciones.

SOP-PCOS

La estrecha relación entre obesidad y SOP

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi organismo a regularse?

Si buscas un complemento natural que te ayude a regular los niveles hormonales de tu organismo, puedes conocer PCOS®.

PCOS® es un complemento en cápsulas que actúa ayudando a tu cuerpo a regular sus niveles de testosterona, contribuyendo así a regular tus ciclos y a aliviar otros síntomas del SOP como hirsutismo, acné o alopecia androgénica.

 

La labor de PCOS® se consigue gracias a su fórmula única con D-Chiro inositol, un nutriente que facilita la bajada natural de estrógenos.

Tomando PCOS® ayudas a regular tus ciclos tras entre 2 y 3 meses tomando una sola cápsula diaria.

¿Te gustaría tener más información sobre PCOS? Si quieres, puedes leer opiniones reales de mujeres que ya lo han probado haciendo click en este botón:

¿Donde puedo encontrar PCOS®?

Contacto

Llámanos: 983 34 44 55 

Email: info@laboratoriosniam.com

También en farmacias

Pídelo con el Código nacional: 
177898.7

También puede interesarte…

Adelgazar con SOP, ¿Misión imposible?

Ayuda a regular tus reglas Ver más Ver más En chicas con Síndrome de Ovarios Poliquísticos es muy frecuente que haya una tendencia al sobrepeso. ¿Sabes por qué? Se debe a la resistencia a la insulina que sufre un alto porcentaje que las mujeres...

leer más

Síguenos en Facebook

Compártelo